Corral y Couto: Concurso de acreedores voluntario

La compañía gallega de muebles Corral y Couto ha anunciado su entrada en situación de concurso de acreedores voluntario. El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Pontevedra ha comunicado el inicio del procedimiento, cuya declaración se realizó el pasado 15 de julio.

Para encargarse del proceso, dado que las facultades de Administración y disposición del deudor han quedado intervenidas, se ha nombrado como administrador concursal a la firma ADV Concursal y Pericial S.L, que cuenta con domicilio en la oficina 17 del número 18 de la calle Serafín Avendaño de Vigo.

Desde el día 22, fecha exacta en la que el juzgado anunció el procedimiento, los acreedores de Corral y Couto en concurso contarían con mes para comunicar al administrador concursal sus créditos.

Corral y Couto: Concurso inesperado

Se desconoce cuál ha sido la situación o causas concretas que han llevado a Corral y Couto al concurso. La compañía cuenta con una plantilla que supera las 40 personas que, por el momento, continúan trabajando sin incidencias. De hecho, las oficinas de la empresa fabricante de muebles siguen abiertas con normalidad, con horario de verano.

Según los datos del directorio Ardán, confeccionado por el consorcio Zona Franca de Vigo, en el ejercicio 2011 Corral y Couto podría haber superado los 3,1 millones de euros de facturación. No obstante, en su último depósito de cuentas anuales ordinarias, realizado en 2017, se indica que sus ingresos serían bastante inferiores: estarían por debajo de los 2 millones de euros.

Una empresa con 40 años de historia

Corral y Couto tiene su sede en A Estrada (Pontevedra). La compañía cuenta con más de cuatro décadas de vida. Su nacimiento se produjo en el año 1973 y desde entonces han llevado a cabo numerosos proyectos de decoración e interiorismo, no solo en el ámbito nacional, sino también internacional.

Hoy en día la compañía gallega diseña y fabrica mobiliario para hogares, hoteles, complejos residenciales, centros públicos e incluso para barcos o yates. También son expertos en carpintería, rehabilitación y restauración de edificios históricos. La firma es capaz de desarrollar proyectos totalmente personalizados, adaptando sus muebles a las necesidades y gustos específicos del cliente.

Sus trabajos se caracterizan por el uso de maderas nobles, como cerezo, roble o xatoba, los cuales combinan con materiales como el vidrio, el acero o el granito.

Corral y Couto tiene varias divisiones especializadas. La que mayor crecimiento tiene dentro de la compañía -según aseguran en su página web- es la de arquitectura en madera, que se encarga de realizar trabajos especializados, como la restauración de edificios con su carpintería, artesonados, techos, etc.

¿Tu negocio apenas tiene liquidez? ¿Has fundado una empresa y está a punto de entrar en situación de insolvencia? ¿Te planteas entrar en preconcurso o concurso de acreedores? Si realmente quieres salir de este bache y volver a retomar el vuelo, puedes recurrir a Dipcom Corporate como tu socio para este momento tan difícil. Durante los últimos 12 años hemos ayudado a muchas compañías a salir del agujero en el que se encontraban y puesto a prueba un método que multiplica por 20 el porcentaje de éxito en el reflotamiento de empresas. Escríbeme usando el siguiente formulario y te contaré con más detalle.

Dipcom Corporate, expertos en reestructuración empresarial

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores