Valvospain se acoge al preconcurso de acreedores

El preconcurso de acreedores era hasta no hace mucho tiempo un gran desconocido entre las sociedades de nuestro país, pero es una fórmula que se empieza a popularizar poco a poco entre las empresas españolas. Todos los meses me hago eco de alguna compañía que ha optado por dicha figura para resolver su situación.

La última en apostar por ella ha sido Valvospain, empresa con sede en Amurrio (Álava) antes conocida como Lázaro Ituarte. La compañía alavesa, que está dedicada a la fabricación de válvulas para instalaciones de gas, petróleo y energía se declaró en preconcurso de acreedores el pasado 26 de marzo.

Valvospain tenía una situación complicada desde hacía dos años, que le habría llevado finalmente a tomar dicha decisión. En este momento el grupo está negociando con los bancos para encontrar una alternativa que le permite garantizar su viabilidad.

En los últimos meses también se han producido algunos retrasos en los pagos de las nóminas de los trabajadores. Además, se ha comunicado por parte de la dirección que se llevará a cabo un ERE de extinción. La plantilla de la antigua Lázaro Ituarte atribuye la situación a una “mala gestión”, que habría contado con “el consentimiento de los accionistas”.

Valvospain surge de la unión de tres empresas históricas

La compañía nació en el año 2006 al fusionarse tres compañías que tienen más de 90 años en la producción de válvulas: la mencionada Lázaro Ituarte Internacional, Fluval Spain y MTS Valves and Technology. Lázaro Ituarte, la más veterana, fue creada en 1928 por el empresario del mismo nombre. En cuanto a Fluval y MTS, surgieron en 1969 y mediados de los años setenta, respectivamente.

Las válvulas del grupo se usan en un gran abanico de segmentos y aplicaciones, como Petróleo, Gas, LNG, Químico, Petroquímico, Generación de Energía, plantas On-Shore, plataformas Off-Shore, LNG, Minería y otras industrias.

Valvospain cuenta con tres plantas en España y una en China. Además, tiene oficinas comerciales en México, Colombia, el Golfo, Emiratos Árabes y China. En el ejercicio 2017 la firma alavesa tuvo unas ventas que ascendieron a 55 millones de euros.

El preconcurso de acreedores, una figura de interés

Como ya he aclarado en el blog en varias ocasiones, el preconcurso de acreedores ofrece varias ventajas si se compara con el concurso. La sociedad que adopta este procedimiento dispone de un plazo de tres meses más uno para negociar y llegar a un acuerdo con los acreedores.

Además, su consejo puede seguir teniendo el control de las decisiones que se toman al no intervenir un administrador concursal. A ello se suma el evitar embargos y que no hay una obligatoriedad de comunicar el proceso públicamente. Si se lleva de manera discreta, los proveedores y los clientes no tienen por qué enterarse.

En Dipcom Corporate llevamos 12 años dedicados a ayudar a empresas que entran en preconcurso de acreedores o concurso y hemos desarrollado una metodología que multiplica por 20 el porcentaje de éxito de este tipo de procedimientos. Si tu negocio se encuentra en situación de insolvencia o atraviesa una crisis, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de este formulario. Juntos saldremos de ese bache en el que se encuentra tu compañía.

Dipcom Corporate, expertos en reestructuración empresarial

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores

Valvospain se acoge al preconcurso de acreedores
5 (100%) 1 vote[s]