Amazon Robotics, donde se crean las innovaciones en IA

¿Has visto algún vídeo en YouTube para ver cómo se trabaja en los almacenes de Amazon? Entonces es muy probable que te hayas quedado sorprendido por el funcionamiento de unos pequeños robots naranjas que se desplazan rápidamente llevando todo tipo de paquetes y sin chocarse en ningún momento. Los centros logísticos de la firma tienen más de 100.000 de estos pequeños robots rodantes (drives). La tecnología que hay detrás es posible gracias a una filial de la empresa llamada Amazon Robotics.

El origen de la compañía

Amazon Robotics tiene una historia de más de 16 años, aunque no con ese nombre. En realidad, todo comenzó con una empresa llamada Kiva Systems, fundada por Mick Mountz, Peter Wurman y Raffaello D´Andrea en 2003. Hasta entonces dentro de los almacenes las mercancías se trasladaban bien usando un sistema de transporte o mediante máquinas que eran operadas por personas. Sin embargo, Kiva aportó una gran innovación: crearon unidades de almacenamiento portátil.

Cada una de las unidades está programada para ir de un punto a otro. Su navegación se realiza siguiendo códigos de barras situados en el suelo. Además, para no colisionar con otros drives los robots disponen de sensores que evitan el choque. Estos bots funcionan con baterías y deben recargarse cada hora unos cinco minutos. Pueden levantar hasta 453 kilos por unidad. Además, existen otros modelos algo más grandes, que tienen la capacidad de transportar palés de más de 1.360 kilos.

La transición: De Kiva Systems a Amazon Robotics

Todo cambió cuando en marzo de 2012 Amazon.com adquirió Kiva por 775 millones de dólares. En aquel momento fue la segunda mayor adquisición para la compañía de Jeff Bezos. Desde entonces Kiva se mantuvo en un discreto segundo plano mediático y paralizó todas sus comunicaciones y actividades de marketing.

Además, todos los acuerdos que la startup tenía se cancelaron. Previamente había cedido su su sistema de recuperación y almacenamiento automatizado (AS/RS) a empresas como Office Depot, Staples, The Gap, etc, sin embargo, desde entonces fue destinado única y exclusivamente a los almacenes de Amazon.

Poco se supo públicamente respecto a la compañía en los tres siguientes años, hasta que en agosto de 2015 la empresa modificó su denominación de Kiva Systems LLC a Amazon Robotics LLC.

Buscando a los mejores talentos

Aunque fruto de la compra la compañía de Seattle prescindió de parte de la plantilla que provenía de Kiva, desde entonces sí que ha hecho contrataciones. De hecho, en este momento la compañía contaría con 129 vacantes abiertas.

“Somos un equipo inteligente de profesionales que trabajamos apasionadamente para aplicar avances de vanguardia en robótica y software para resolver los desafíos del mundo real que transformarán las experiencias de nuestros clientes en formas que ni siquiera podemos imaginar”, se describen en la página dedicada a atraer talento. “Inventamos nuevas mejoras cada día. Somos Amazon Robotics y te brindaremos las herramientas y el apoyo que necesitas para inventar con nosotros de manera gratificante, satisfactoria y divertida”.

¿Cuentas con una startup de reciente creación? ¿Has fundador una empresa emergente de robótica o inteligencia artificial? Si estás buscando financiación en Dipcom Corporate podemos echarte una mano. En los últimos años nos hemos trabajado una relación de confianza con el mundo del capital riesgo y podemos ayudarte para que te relaciones con los inversores que más te convienen según la etapa en la que te encuentras. Puedes escribirme a este formulario si necesitas más información o estás buscando un mentor. En esta última faceta me interesan proyectos que encuentro disruptivos.

Valora este artículo