Agua Alzola abandona el concurso de acreedores

Aunque el porcentaje de ‘finales no felices’ en estos casos es muy elevado (95%), el concurso de acreedores no tiene por qué suponer necesariamente el final del camino para una empresa que inicia este proceso. Hay ejemplos esperanzadores. Últimamente en el blog te he hablado de compañías que han logrado salir de sus concursos con éxito, como la firma textil para niños Pili Carrera, el fabricante de cocinas Flores Valles o la biotecnológica sevillana Newbiotechnic.

En los últimos días se ha sumado otro caso más a la lista. Agua Alzola (también denominado Alzola Basque Water) ha abandonado su concurso de acreedores, según ha notificado el Juzgado de lo Mercantil número 1 de San Sebastián. La firma guipuzcoana ha pagado los 1,7 millones de euros que adeudaba, consiguiendo una nueva oportunidad.

Unos años complicados

Agua Alzola ha navegado en aguas revueltas en los últimos años. En 2012 se acogió al procedimiento concursal, debido a la pérdida de mercado y la caída de sus ventas. Afortunadamente la situación se ha solventado gracias a la compra de la familia Gallardo, vinculada al mundo de la hostelería, que adquirió el negocio y se ha encargado de saldar en cinco años lo que les correspondía a los acreedores.

Alzola Basque Water inicia un nuevo camino gracias a su inversión en una nueva planta de producción que reemplazaría a la maquinaria de dentro del antiguo balneario. Los nuevos propietarios han desembolsado 1,4 millones de euros para que esté operativa. Las nuevas instalaciones tienen una capacidad para embotellar 50 millones de litros de agua mineral al año, lo que duplicaría la capacidad actual de la compañía. Además, el febrero del año pasado la compañía guipuzcoana abrió unas nuevas instalaciones logísticas de 2.000 m2 en el polígono Arriaga de Elgoibar.

Agua con dos siglos de vida

Agua Alzola es una compañía histórica del País Vasco. Esta empresa con sede en Guipízcoa embotella y comercializa agua mineral natural proveniente del manantial que le da nombre desde 1843. El agua de Alzola tendría una datación cronológica de unos 25 años desde que precipita en el macizo Izarraitz hasta que se embotella en el manantial de Alzola.

Agua Alzola (Alzola Basque Water) tiene como sede el antiguo Balneario de Alzola, que en 1976 deja de ser tal por el alto coste que implicaba su mantenimiento y pasa a ser reformado para funcionar como embotelladora. En un principio el agua embotellada solo se distribuía en las farmacias de la época, pero poco a poco se fue ampliando su canal hacia otros puntos de comercialización.

En 2018 Aguas de Alzola alcanzó una facturación de 2,2 millones de euros que se espera que durante este ejercicio se eleve a 2,5 millones de euros.

Si tu empresa ha entrado en concurso de acreedores -o estás planteándote que abrace esta figura-, y quieres que el proceso tenga un final feliz como el de Agua Alzola, es importante que te rodees de un buen equipo de profesionales con experiencia en este tipo de procesos. En Dipcom Corporate somos especialistas en el reflotamiento de negocios y hemos testeado durante los últimos 12 años un método que puede multiplicar por 20 el porcentaje de éxito en un concurso de acreedores. Escríbeme usando este formulario si deseas saber más.

5.0
01