La firma en liquidación Naffta podría enfrentarse al concurso culpable

La firma de ropa deportiva en liquidación Naffta inicia un nuevo capítulo dentro de su concurso de acreedores. La Fiscalía acaba de solicitar por medio de un escrito en el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra que este procedimiento sea declarado como un concurso culpable.

Además de este reconocimiento, la Fiscalía solicita que se lleve a cabo la inhabilitación de los tres administradores de la compañía viguesa (Manuel Antonio C.G., Emilio S.V. y Miguel Ángel S.C.) durante dos años y que asuman una sanción económica de 260.310 euros de manera solidaria. Esta cantidad correspondería con el 100% del déficit que, según el Ministerio Público, ellos habrían generado. Esto significa que la fase de liquidación de Naffta se complica legalmente para el consejo de administración de la firma.

La petición del concurso culpable por parte de la Fiscalía se da poco después de que la administración concursal asignada a este proceso también haya hecho una solicitud similar. En esta última se contempla que hubo un retraso innecesario del inicio del proceso.

Además, la administración concursal cree que el concurso es culpable porque se habría producido un «agravamiento de la insolvencia derivada de la falta de diligencia con los trabajadores». En concreto, se habla de 5 mensualidades sin pagar al arrancar el concurso.  Esto habría derivado en demandas que supusieron indemnizaciones muy altas, “muy superiores” a las propias de empresas en situaciones de insolvencia.

Ahora la pelota está en el tejado del juez, que deberá dar su última palabra sobre la calificación del concurso en una sentencia. Éste también tendrá que decidir si hay vista oral o no, dependiendo de si se solicitan tomas de declaraciones.

Liquidación de Naffta y su disolución

Naffta se declaró en concurso de acreedores en junio de 2017, llegando a dicha situación con una deuda que superaba los 4 millones de euros. No era la primera vez que entraba en los juzgados, ya que cuatro años atrás ya había iniciado un procedimiento concursal que se había zanjado con quitas del 30%.

La compañía textil gallega estuvo cerca de su salvación, pero finalmente ésta no se materializó. Confecciones Artesanas Aries Fuentenebrothers hizo una oferta de 600.000 euros por su unidad productiva. Esta organización habría trazado un interesante plan de viabilidad que planteaba una inyección de 1 millón de euros en 5 años, el desarrollo de nuevas líneas de negocio y el reforzamiento de la marca y la contratación de veinte personas para hacerlo posible. Sin embargo, todo quedó en agua de borrajas. Al no llegar las negociaciones a buen puerto, no tuvo más remedio que continuar su proceso de liquidación de Naffta e iniciar su disolución. Ahora, sus marcas están a la venta.

Naffta fue fundada en 1996 por la iniciativa de una jugadora de pádel argentina que vivía en España. La emprendedora se enfocó en principio en el público femenino, tras darse cuenta de que el paradigma estaba cambiando y se comenzaba a ir al gimnasio con una apariencia más arreglada. La firma de ropa viguesa llegó a vestir a la Federación Andaluza de Pádel y a los equipos de tenis de la Copa Davis y Federación de Tenis.

Es importante que los responsables de una compañía dispongan de asesoramiento profesional para no verse implicados en un concurso culpable. Incluso si has cometido alguna irregularidad o negligencia, en Dipcom Corporate tenemos la experiencia y las herramientas necesarias para poder subsanar dichas irregularidades antes de que se produzca la pieza de calificación. Así, salvaguardamos al máximo el patrimonio personal del empresario y de los administradores.  En Dipcom Corporate estamos especializados en concursos de acreedores y contamos con un alto porcentaje de éxito en el caso de empresas en crisis. No dudes en contactarnos a través de este formulario si estás interesado.

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores

5.0
02