Chat Alternative Apps, el sucesor espiritual de Chatroulette

Hoy en día escogemos muy bien con quien queremos conectar a través de redes sociales o herramientas de mensajería instantánea, aunque a veces no filtremos mucho lo que compartimos de manera pública. Para establecer vínculos en el mundo digital nos guiamos por afinidades, ideologías, proximidad física, profesión compartida, etc. Sin embargo, existen servicios que dan la posibilidad de establecer la comunicación con otros usuarios simplemente por el mero azar. Eso es lo que propone Chat Alternative Apps.

¿Qué es Chat Alternative Apps?

Chat Alternative Apps permite realizar videoconferencias utilizando la cámara y el micrófono del ordenador o del móvil. Lo más interesante es quién es realmente el interlocutor de dicha comunicación: puede ser cualquier persona que esté utilizando el servicio en cualquier lugar del planeta.

La plataforma vincula a dos usuarios con la aleatoriedad como único criterio. Lo más común es que aparezca un completo extraño que está en un lugar remoto, pero el azar también puede traernos a un antiguo amigo con el que ya no nos hablamos o a una expareja que vive a kilómetros de distancia. Todo es posible si están usando la aplicación en el mismo instante.

Chat Alternative Apps es un servicio disponible a través de la web o descargable Google Play. En la tienda de Android ya ha conseguido más de 5 millones de instalaciones. Una de sus ventajas es el anonimato. Mientras muchas redes sociales como Facebook no dejan de recopilar datos y están repletas de publicidad, Chat Alternative no pide ningún tipo de información ni requiere registro ninguno.

Además, la plataforma es una buena manera de abrir la mente y conocer gente muy diferente con otros idiomas, culturas, religiones, etc. Incluso puede servir para hacer amigos nuevos.

El sucesor de Chatroulette

Chat Alternative Apps no ha inventado nada. De hecho, esta tecnología se habría popularizado en la década pasada gracias a algo conocido como Chatroulette. Chatroulette fue una plataforma lanzada en noviembre de 2009 que se hizo muy popular en su momento. Su creador, el ruso Andrey Ternovskiy, no había cumplido la mayoría de edad cuando la puso en marcha. En unas semanas pasó de tan solo medio millar de visitantes mensuales a 50.000. En cuatro meses, alcanzó los 1,5 millones de usuarios.

Chatroulette experimentó muchos problemas, porque muchos de sus usuarios se dedicaban a mostrarse desnudos en la plataforma o frente a la webcam. Así, a mediados de 2010 Ternovskiy anunció que iba a expulsar a aquellos usuarios exhibicionistas que se servían de su herramienta de comunicaciones para mostrar actitudes sexuales explícitas e incluso de planteó el lanzamiento de un filtro específico.

Otro servicio que también se sirve del azar para poner en contacto a usuarios de cualquier lugar del mundo es Omegle. Sin embargo, en este caso no se da una videollamada, sino que la plataforma ‘empareja’ a dos usuarios aleatoriamente que solo pueden comunicarse a través de una interfaz de chat. Omegle incluso es anterior a Chatroulette, ya que se lanzó en marzo de 2008.

¿Has creado una app o plataforma relacionada con el mundo de la videoconferencia? ¿Estás buscando financiación para tu proyecto? ¿No sabes cómo romper esa barrera para llegar a los inversores? En Dipcom Corporate tenemos una buena relación con el mundo del capital riesgo y te ayudaremos a conseguir fondos para que alcances el siguiente nivel. Ponte en contacto conmigo a través del siguiente formulario y contaré con mayor detalle. También ejerzo como mentor de proyectos que me parecen disruptivos, así que no dudes en contarme en qué consiste el tuyo.

mentor-start-up