La operadora gallega Oceans Network entra en concurso de acreedores

En España el sector del comercio suele ser el que más concursos de acreedores presenta cada mes, registrando entre un 25 y 30% de todos los procedimientos. Le sigue el del ladrillo, compuesto por el negocio de la construcción y el inmobiliario. La industria telco no se caracteriza por ser de las que más incidencias tiene en este sentido, pero también las hay.

Así, estos días ha salido a la luz que la operadora gallega Oceans Network ha entrado en concurso de acreedores voluntario. Según recoge un auto del juzgado mercantil número 2 de A Coruña, la empresa entró en situación concursal el pasado 12 de septiembre mediante el procedimiento 192/2018. La firma está siendo gestionada por dicho juzgado coruñés, en concreto por el juez Zigor Oyarbide de Latorre.

Oceans Network ha asegurado a algunos medios que tiene un inversor que está apostando por la compañía económicamente y que le ayudará retomar su funcionamiento como sociedad. La compañía afirma también que esta situación no influirá en el servicio que proporcionan, el cual estaría totalmente garantizado para los clientes.

“Se trata de un proceso estándar declarado única y exclusivamente para darle viabilidad a Oceans, de forma que la empresa continuará operando con absoluta normalidad durante todo el proceso”, ha declarado un portavoz. Aunque la operadora gallega no da fechas para la conclusión del concurso de acreedores, espera que se resuelva “con la mayor celeridad posible”.

Auge y caída de Oceans Network

Oceans Network inició su actividad en el año 2003, comenzando a ofrecer conectividad en ‘puntos negros’ de Galicia, zonas rurales olvidadas por los grandes operadores. Es una empresa con capital cien por cien español y acreditada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Hoy en día, la firma proporciona servicios de telefonía fija, móvil e internet, destinados tanto al segmento residencial como al de empresa. Actualmente trabaja como un operador móvil virtual (OMV), es decir, no dispone de una red propia y usa la de otros.

Hace algunos meses la firma gallega lanzó una oferta muy competitiva que le permitió atraer a un número ingente de clientes, ofreciendo 30GB y llamadas ilimitadas por 24,95 euros mensuales. Además, incorporó a su catálogo de servicios Iaboo TV, una plataforma de televisión en streaming. El 2018 se mostraba prometedor para Oceans. Sin embargo, la hecatombe llegó a mediados de año, cuando Telefónica decidió cortarle el grifo.

Debido a la deuda de la gallega con la empresa de José María Álvarez-Pallete, el gigante de las telecomunicaciones dejó de prestarle su red. Esto ocasionó innumerables problemas a los clientes de la OMV. De hecho, desde entonces no han vuelto a comercializar nuevos accesos, de fibra óptica, ADSL ni teléfono fijo a los nuevos clientes. A finales de julio tuvo que buscarse otro operador que le sirviera como proveedor, pero la telco coruñesa no ha levantado cabeza desde entonces, perdiendo miles de líneas.

Si tu negocio se encuentra en una situación de insolvencia y crees que la única salida es el concurso de acreedores, en Dipcom Corporate podemos guiarte a través de este proceso y sus fases. Nuestro equipo está especializado en compañías en crisis y contamos con un elevado porcentaje en el reflotamiento de empresas. Déjanos echarte una mano para salir del agujero. Escríbeme usando este formulario y te contaré con más detalle.

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores

Reportaje EL PAIS sobre Dipcom e Igor Ochoa

La operadora gallega Oceans Network entra en concurso de acreedores
5 (100%) 1 vote