El concurso de acreedores del Málaga CF ha tenido un final feliz

Buenas noticias para el Málaga Club de Fútbol, que por fin dice adiós a su largo proceso concursal. El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Málaga ha comunicado a través de un auto que da por concluido su concurso de acreedores.

El club ha ido disminuyendo su deuda poco a poco. Cinco años atrás cerró la parte relativa a la deuda ordinaria, aunque optó por disfrutar de los otros 5 años que ofrecía la normativa para asumir los pagos subordinados. De acorde al sistema de cálculo de la liga, entre 2015 y 2017 la deuda se redujo de 21,22 millones a 6,98 millones de euros. Al finalizar la temporada 2016-2017 la entidad solo tenía pendiente el pago de 462.488 euros ligados al concurso de acreedores, cantidad que habría quedado saldada.

Los últimos acreedores en cobrar habrían sido cuatro entidades: Hacienda, Promotora Malagueña de Fútbol, Squadra Representaciones y la Seguridad Social. A la primera le debía casi 180.000 euros.

Por otro lado, el Málaga CF llevaría tres ejercicios consecutivos con un balance positivo. La temporada 2016-2017 la cerró con unas ganancias de 2,75 millones de euros. Para la actual prevé unos beneficios que supondrían casi cuatro veces dicha cifra. Podría llevar a los 10,62 millones de euros.

El apoyo de las entidades financieras habría sido clave para que haya podido zanjar el concurso de acreedores el Málaga CF y sanear su tesorería. Durante estos años ha recibido casi 20 millones de euros procedentes de bancos de inversión orientados hacia el fútbol. JG Funding le ha prestado cerca de 14 millones de euros, Macquarie Bank 6,65 millones de euros, IBB 5 millones y Toro Finance 4 millones. Se espera que a la conclusión de 2017-2018 el Málaga solo adeude 1,9 millones de euros de su préstamo a la primera entidad.

El final del calvario 12 años después

El concurso de acreedores del Málaga CF, se inició hace más de una década, allá por noviembre de 2006, cuando aún se le denominaba ‘suspensión de pagos’. El entonces presidente del club, Fernando Sanz, afirmaba que la decisión era “un ejercicio de responsabilidad por la delicada situación financiera que atraviesa el club”. Sanz había comprado el equipo tres meses antes y al comprobar las cuentas se encontró con que existía un grave problema económico.

La deuda del Málaga en aquel momento se elevaba a 27,5 millones de euros y sus acreedores eran un 60 por ciento personas físicas y un 40 por ciento personas jurídicas. En 2008, dos años después del inicio del proceso, llegó a un acuerdo para tener quitas del 50% con los créditos no privilegiados y así consiguió rebajar la deuda a 17 millones.

¿Regentas un club deportivo o un negocio de otro tipo que no pasa por un buen momento? ¿Estás estudiando la posibilidad de acogerte al preconcurso o concurso de acreedores? En Dipcom Corporate te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre esta fórmula y te acompañaremos durante todas las fases del procedimiento concursal si finalmente te decides por él. Nos avalan años de experiencia y un alto porcentaje de éxito en el reflotamiento de empresas en crisis. ¿Quieres saber más? Escríbeme usando el siguiente formulario.

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores

Reportaje EL PAIS sobre Dipcom e Igor Ochoa

El concurso de acreedores del Málaga CF ha tenido un final feliz
5 (100%) 2 votes