La cadena americana Sears se acoge al concurso de acreedores

Las grandes cadenas de tiendas americanas también están entrando en concurso de acreedores. En marzo os hablaba de la difícil situación de la compañía juguetera Toys ‘R’ US, que había anunciado su quiebra inminente, la clausura de 900 retails en EE.UU y Reino Unido y despidos multitudinarios. Hoy comparto con vosotros la noticia de que otro gigante estadounidense, Sears, Roebuck and Company, también se ha acogido al concurso.

El concurso de acreedores es el último cartucho para una firma que ha sufrido una gran decadencia en la última década, al haber tenido que enfrentarse a la competencia de competidores muy potentes en el ámbito digital como Amazon. Anteriormente, la rivalidad con cadenas de bajo coste como Walmart ya le había pasado factura.

La deuda de Sears alcanzaría los 10.350 millones de dólares, según puede extraerse del documento oficial presentado para hacer oficial el capítulo 11 de bancarrota. Su decisión se ha hecho efectiva justo el mismo día que debía hacerse efectivo el pago de una deuda de 134 millones de dólares.

El concurso de acreedores de sears era algo esperado. El hasta ahora CEO de Sears, Edward Scott Lampert, ya había advertido a finales de septiembre que la compañía se estaba “quedando sin tiempo” para salvar su negocio. Pese al concurso, la empresa pretende mantener sus centros abiertos y poder pagar los sueldos y las facturas de los proveedores. Sin embargo, su plan pasa por clausurar otros 142 centros y reorganizar 700.

El concurso también se sustentará en la liquidación de los numerosos activos inmobiliarios propiedad del grupo para hacer frente a la deuda. En 1973, en sus tiempos dorados, la cadena incluso llegó a ser dueña de la Torre Sears o Willis de Chicago, el que fue el rascacielos más alto del mundo durante dos décadas.

La caída de un gigante

Sears es una organización centenaria que se fundó en 1886 como una compañía de venta por catálogo y que tiene su sede en Chicago (Ilinois). No fue hasta 1925 cuando abrió sus primeras tiendas físicas. Se trata de una cadena de grandes almacenes que vende todo tipo de productos, incluyendo textil, ropa de cama, puebles, joyería, productos de belleza, electrodomésticos, electrónica, artículos de hogar o herramientas y que posee numerosas marcas comerciales.

La icónica cadena dominó el comercio en EE.UU durante las décadas de los setenta y ochenta. Sin embargo, el retail ha sufrido un enorme declive desde 2010, pasando de contar con 3.500 tiendas físicas a solo tener medio centenar en EE.UU. Sears no obtiene ganancias desde 2011. En 2013 su plantilla ascendía a 246.000 trabajadores y en este momento su fuerza de trabajo es de tan solo 89.000 empleados.

A ello se suma la pérdida de importantes apoyos. Por ejemplo, a finales del año pasado Sears anunció la ruptura del acuerdo que mantenía con Whirlpool, que se había mantenido durante 101 años. En mayo Sears también anunció la formación de un comité especial para vender su popular marca de electrodomésticos Kenmore, por la cual ha recibido ofertas valoradas en 400 millones de dólares.

Muchos achacan la situación a la fusión de Sears con Kmart en 2005 en una operación que costó 10.000 millones de euros.

¿Está atravesando tu negocio un momento difícil? ¿Estás estudiando entrar en preconcurso o concurso de acreedores para salir del bache? Puedes confiar en Dipcom Corporate para que te acompañe durante el complicado proceso. Contamos con un equipo muy experimentado en situaciones de crisis y un alto porcentaje de éxito en el reflotamiento de negocios. ¿Quieres saber más? Escríbeme sin compromiso mediante este formulario y te enviaré más información.

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores

La cadena americana Sears se acoge al concurso de acreedores
5 (100%) 2 votes