El hospital Povisa presenta preconcurso de acreedores

El hospital privado Povisa presentó el pasado viernes en el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra su solicitud para el preconcurso de acreedores, después de varios ejercicios económicos en números rojos.

Povisa ha informado en un comunicado que sus pérdidas ascendieron a 5,5 millones de euros en 2015, 4,3 millones en 2016 y 5,4 millones en 2017, acrecentándose esa deuda durante el ejercicio actual. En total ascenderían a 42 millones de euros.

La compañía, que ha atendido hasta la fecha a 137.000 personas, ha responsabilizado de su “crítica situación financiera” directamente y exclusivamente al Sergas (Servicio Gallego de Salud), con el que tenía suscrito un concierto desde 2014. Según Povisa, las interpretaciones que la administración sanitaria ha hecho de dicho acuerdo le han perjudicado sobremanera. Un informe independiente avalaría esta hipótesis y señalaría a las pérdidas registradas en la actividad del sector público.

La entrada en preconcurso de acreedores ya se venía venir desde hacía tiempo. De hecho, Povisa había informado de la difícil situación al conselleiro de Sanidad de la Xunta de Galicia, Jesús Vázquez Almuiña, y a la gerencia del Sergas, advirtiéndoles del agotamiento de las reservas.

Es necesario recordar que el preconcurso de acreedores otorga un período máximo de tres meses (más uno) en los que Povisa podrá negociar con su principal cliente, el Sergas. Además, se trata con algunas ventajas respecto al concurso, como la posibilidad de mantener los órganos de gobierno y que no entre en juego un administrador concursal. Por otro lado, en el cuatrimestre los embargos y acciones judiciales se quedarían congelados y en ningún caso el preconcurso aparece referenciado en el BOE.

Varias propuestas y una alternativa privada

Povisa, no obstante, es optimista y espera alcanzar un acuerdo con el Sergas para evitar la entrada en concurso de acreedores y las nefastas consecuencias que esto podría tener para sus trabajadores, proveedores, pacientes y el futuro del centro en general. “Es necesario alcanzar a la mayor brevedad posible una solución definitiva que garantice durante la vigencia del concierto la calidad en la asistencia sanitaria que Povisa viene prestando”, explican en una carta. 

En el escrito el hospital gallego plantea varias propuestas para poder salir del bache en el que se encuentra. Le pide al Sergas que asuma la medicación hospitalaria de pacientes no ingresados y le reste la parte que le corresponda a Povisa. También sugiere al ente público su cobertura de la medicación de alto impacto. Además, solicita que no le cobre por servicios como las pruebas PET, la radiocirugía o los procesos de unidad de arritmias, que el Sergas presta pero Povisa no tiene en su cartera. Por último, le reclama que le derive a aquellos pacientes que previamente al convenio mandaba a sus unidades de referencia.

Si finalmente el entendimiento entre ambas entidades no llega, el hospital plantea poder sobrevivir con su actividad sanitaria en el sector privado. Según recogen los medios locales, el hospital Povisa atendería a una cuarta parte del área viguesa, pacientes que el Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (llamado popularmente Chuvi) no estaría preparado para absorber, ni por instalaciones ni por capacidad. En este momento, el centro presenta un tiempo de espera quirúrgica de 84,5 días de media.

¿Se encuentra tu negocio o empresa en una situación de crisis? ¿Estás pensando en declararte en preconcurso de acreedores o concurso? En Dipcom Corporate podemos ayudarte. Nuestro equipo de directivos tiene sobrada experiencia en este tipo de procesos y podemos presumir de un alto porcentaje de éxito en el reflotamiento de negocios. Escríbeme a través de este formulario sin compromiso y te contaré con mayor detalle.

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores

El hospital Povisa presenta preconcurso de acreedores
Valora este artículo