Empresas de base tecnológica: El perfil de sus fundadores

Por lo general los medios de comunicación nos tienen acostumbrados a asociar a los fundadores de startups con la juventud, premiando la iniciativa de personas que se lanzan a emprender en su veintena. Sin embargo, la realidad es que la gran mayoría de los emprendedores que crean empresas de base tecnológica no son personas tan jóvenes.

De hecho, según la edición 2018 del informe Global Startup Ecosystem, elaborado por Startup Genome, la edad promedio para crear una startup es de 39 años. La firma cuenta en su haber con datos de más de 10.000 fundadores para su estudio.

Los tipos de empresas de base tecnológica que tienen fundadores más veteranos son las de ciberseguridad (42,4 años), biotecnología (41,9) y cleantech (41,5). Por su parte, las empresas emergentes que los socios más jóvenes son principalmente las de juegos (35,7 años), adtech (36,2) y educación (37,1).

En cuanto al nivel educativo, el 53% de los emprendedores que ha montado empresas de base tecnológica tiene un grado universitario. El campo de la biotecnología cuenta con el mayor porcentaje de fundadores de startups con estudios superiores. En el 71,3% de las empresas de biotech sus socios son graduados, una cifra bastante por encima del segundo segmento con más fundadores con grados, el de la salud, con un 58,8%.

Por su parte, los juegos y el campo de la adtech (publicidad y tecnología), son los dos negocios en los que menor cifra de emprendedores con carrera se puede hallar, con un 34,3% y un 38,3%, respectivamente.

El estudio también ha analizado en cuáles de estos verticales hay emprendedores que cuentan con conocimientos técnicos o en software. Los resultados no dejan lugar a dudas. La inteligencia artificial (92,6%), la ciberseguridad (90,9%) y el gaming (89,9%) tienen a más fundadores que podrían ocupar fácilmente el puesto de CTO por su bagaje.

El sector agrónomo y de foodtech (comida) es en el que menos proporción de cofounders con conocimientos técnicos hay. Tan solo un 59,1% los tiene.

Emprendedores y emprendedoras

El informe de Startup Genome encuentra algunas diferencias por género en relación a las motivaciones para emprender. Según su análisis, las mujeres serían más propensas a asegurar que quieren ‘cambiar el mundo’ con sus startups (56% frente al 41% de los hombres), mientras los varones suelen decir que su misión es “construir productos de alta calidad” (39% frente al 30% de mujeres).

Además, en sus ecosistemas locales las cofundadoras serían más sociables y tenderían construir más relaciones con otros fundadores/as de startups, pero no estarían tan bien conectadas a inversores como sus homólogos masculinos. Esto simplemente puede tener que ver con el machismo que aún subyace en Silicon Valley y el mundo tecnológico en general y en que la inmensa mayoría de representantes del capital riesgo son hombres.

La firma también ha analizado cómo influye que un emprendedor sea nativo de un país o inmigrante. En principio unos y otros tienen un alto nivel de relación con otros fundadores. Sin embargo, hay otros aspectos en los que se perciben las diferencias. Los fundadores inmigrantes reciben menos ayuda local que los nativos de otros emprendedores e inversores que no son inmigrantes.

¿Has fundado una empresa de base tecnológica? ¿Quieres conseguir tu primera ronda de financiación? Si buscas fondos o acceso a inversores, en Dipcom Corporate podemos echarte una mano. Además de facilitarte que consigas capital, también mentorizamos algunos proyectos disruptivos a los que vemos potencial. Escríbeme a través del siguiente formulario de contacto y te contaré con más detalle.

mentor-start-up

Valora este artículo