El astronómico fichaje del CFO de Snapchat

¿Cuánto cobra un CFO? Es una cuestión que ha tratado de clarificar en varias ocasiones en el blog, pero que es muy relativa. Un estudio realizado por la consultora Michael Page habla de que el sueldo anual de un director financiero puede establecerse entre 180.000 y 300.000 euros cuando una de ellas va a encargarse de gestionar una empresa con una cifra de negocio de entre 100 y 400 millones de euros al año. A ello se sumaría un salario variable del 30 al 40 por ciento.

Sin embargo, cuando se habla de un CFO que ficha por una gran compañía americana o un gigante tecnológico de Silicon Valley la cifra puede llegar a dispararse. Es lo que ha ocurrido hace unos días con Snap, la empresa paraguas de la aplicación de mensajería efímera Snapchat.

La firma propiedad de Evan Spiegel ha decidido sustituir a su hasta ahora CFO, Andrew Vollero, por un fichaje astronómico y un auténtico peso pesado del mundo de las finanzas. Vollero llegó a Snapchat en 2015 desde el fabricante de juguetes Mattel y se embolsaba 450.000 dólares por ejercicio.

El elegido para el cargo de director financiero es Tim Stone, un directivo que ha trabajado para Amazon lo últimos veinte años. En los últimos ejercicios Stone ha sido vicepresidente financiero del coloso de la logística, sin embargo, también ha ocupado otros puestos de responsabilidad en la casa de Seattle, como director de las tiendas físicas de Amazon.

El nuevo CFO de Snapchat cobrará medio millón de dólares al año como salario base. Además, también recibirá acciones valoradas en 20 millones de dólares. A eso hay que sumar opciones sobre acciones de Snap valoradas en 5,5 millones de dólares según su precio actual. Stone comenzará a trabajar en la empresa del fantasma oficialmente este miércoles 16 de mayo.

Su fichaje se ha visto por Wall Street como una manera de ‘meter a un adulto en un patio de juegos de niños’. Es algo que ya ha pasado antes con otras startups tecnológicas que han escalado rápidamente y que han contratado directivos experimentos para tirar del carro y echar un mano a sus jóvenes CEOs. Casos conocidos son los de Sheryl Sandberg en Facebook o Eric Schmidt en Google.

Un salvavidas financiero para un barco a la deriva

¿Por qué está dispuesta Snap a desembolsar una cantidad tan grande? La startup social se juega mucho. En los últimos meses Snapchat -convertida en la app por antonomasia para el público millennial- ha perdido bastante terreno por culpa de Instagram y su exitosa introducción de las historias (Stories). En la reciente conferencia de desarrolladores f8, Chris Cox, director de producto de Facebook explicó que el aumento en el uso de las Stories iba camino de superar al clásico muro de Facebook como principal manera de los usuarios de compartir contenidos.

Mientras la filial de Facebook aumenta su cifra de usuarios activos de manera vertiginosa, el crecimiento de Snapchat se ha ralentizado. Instagram suma ya más de 1.000 millones de usuarios activos, sin embargo Snapchat cuenta con 191 millones, de los cuales 81 millones provienen de EE.UU y Canadá, lugares en donde están la mayor parte de sus anunciantes. En tres meses solo se han unido al servicio 1 millón de personas, es decir, un 2%.

A la startup le ha hecho bastante daño su cambio de diseño, una decisión que le ha costado que algunos personajes célebres abandonen su cuenta en Snapchat y anuncien públicamente su adiós, lo que también habría arrastrado a miles de sus fans.

Snap también cotiza en bolsa y necesita un impulso para que los accionistas vuelvan a confiar en ella. Las acciones de Snap no dejan de caer (están un 35% por debajo del que tenían cuando salieron a bolsa) y la firma del fantasma busca una salvación. Con el fin de reducir costes la compañía ha realizado recortes de plantilla despidiendo a 150 trabajadores, pero parece que eso no es suficiente.

Cuando Snapchat tomó la decisión de pisar el parquet y cambiar el nombre de su sociedad a Snap lo hizo para convertirse en algo más que una app. No mucho después cumplió su palabra: lanzó sus gafas Spectacles con toma de fotos y vídeos. La segunda versión de Spectacles se ha lanzado hace unos días, pero sin pena ni gloria. Es evidente que el nuevo director financiero tiene mucho trabajo por hacer y, francamente, parece que no lo tendrá nada fácil para que las cuentas cuadren.

Si estás buscando un CFO de manera temporal o para realizar determinadas acciones que se escapan a los conocimientos de tu responsable financiero, en Dipcom Corporate podemos echarte una mano a través de nuestros servicios de Interim Management. Por un coste ínfimo en comparación con que el que pagará Snapchat 😊, te ofrecemos un director financiero que te ayudará a reflotar tu compañía o darle el impulso que necesita. Nuestro equipo dispone de una dilatada experiencia en gestión y liderazgo. Escríbeme sin compromiso usando este formulario de contacto y te daré más información.

Interim-management

Reportaje EL PAÍS

El astronómico fichaje del CFO de Snapchat
Valora este artículo