En qué se gasta el dinero de una ronda de financiación

Cerrar una ronda de financiación supone una gran noticia para cualquier equipo de emprendedores o startup que se precie. No solo conlleva un voto de confianza por parte de un grupo de inversores, una información atractiva para los medios de comunicación y un subidón de autoestima para los propios fundadores, sino que también implica un aumento de la valoración económica de la compañía de cara al exterior.

Cuando los emprendedores están buscando cerrar una ronda de financiación, suelen aclarar de antemano para qué necesitan el dinero y dónde lo usarán. Esto es una muestra de transparencia que suele gustar a los inversores. Además, una vez conseguido el objetivo económico también recuerdan cuál será la finalidad del capital levantado en las notas y comunicados de prensa enviados para dar a conocer la ronda. Sin embargo, pese a ello hay mucho recelo y desconocimiento al respecto. Por ello hoy me gustaría hablarte de las principales áreas que se suelen reforzar gracias a estas operaciones:

  • Contratación de plantilla- La mayoría de las startups comienzan con equipos pequeños de dos a cinco personas y van creciendo. En un principio se suele recurre al outsourcing o externalización cuando hay que realizar algunas tareas que se escapan al conocimiento o las habilidades de los cofundadores, pero a medida que se escala lo lógico es ir contratando a más gente. Quizás requieras más desarrolladores para aterrizar en nuevas plataformas como iOS o Android, estés buscando un director de comunicación o marketing para tenerlo in-house y no tener que recurrir a una agencia de PR externa o desees contratar un equipo de comerciales para que vayan vendiendo las bondades de tu producto. Estudia muy bien los departamentos que te interesa potenciar y completar.
  • Expansión internacional- Es bastante habitual que las inyecciones de capital se usen para comenzar un proceso de internacionalización. Después de haber lanzado su producto o servicio en un mercado determinado y ver qué funciona, es común que las empresas emergentes intenten probar suerte en otros países con cierta afinidad lingüística, geográfica o que puedan resultar interesantes por el tipo de negocio. En estos casos, se generan ciertos gastos en vuelos y alojamientos, para realizar un estudio de mercado, por invertir en una nueva sede, contratar publicidad local o incluso porque hay fichar a algún director comercial o Country Manager para iniciar las operaciones. Además, no olvides que dependiendo del país quizás tengas que pagar ciertos gastos de gestión, tasas o impuestos por iniciar la actividad.
  • Mejorar la tecnología- No hay que olvidar nunca que las startups viven en su mayor parte de la tecnología, por lo tanto esta tiene que ser estable, fiable y segura. Si una plataforma cuenta con mayor número de usuarios porque la startup ha escalado probablemente requiera una infraestructura o un servidor más potente para no caerse cuando se produzcan picos. Además, el dinero de la ronda de financiación también puede usarse para mejorar la interfaz de usuario o la experiencia de usuario, realizar actualizaciones de seguridad, aterrizar en otros ecosistemas o añadir nuevas funcionalidades. Para redes sociales, aplicaciones móviles, tiendas de ecommerce, servicios de fintech o software de empresas, invertir parte del ‘botín’ en tecnología es fundamental porque hay que securizar y actualizar estas herramientas constantemente.
  • Marketing- Es otra posibilidad que ha ayudado a algunas compañías a crecer mucho en poco tiempo. Algunas startups han gastado gran parte del dinero de inyecciones de capital (hablamos de millones de euros) en aparecer en el metro, en paradas de autobús, en anuncios de televisión, etc. Esta omnipresencia, aunque resulta bastante cara, ayuda muchísimo a obtener rápidamente una gran masa crítica. Entre los casos más conocidos tenemos apps como Wallapop, Glovo o Deliveroo.

Por supuesto, los fondos que se obtienen en una ronda de financiación no tienen por qué ir destinados a cubrir una de estas áreas en exclusiva. Es posible invertir un poco en cada una de ellas o centrarse solo en un par. No es necesario ponerlo todo en marketing o en contratar gente, la clave está en dosificar.

En cualquier caso, recomiendo a los emprendedores que sean previsores y no se gasten todo el dinero en poco tiempo. El objetivo de las rondas de financiación es que las startups puedan tirar con esos fondos hasta la siguiente ronda. A no ser que la compañía genere un volumen de ingresos alto y cuente con bastante liquidez, probablemente sea necesario ese colchón económico para pagar nóminas, alquiler de oficinas, facturas de proveedores, etc. así que sugiero ser ahorradores en la medida de lo posible.

En Dipcom Corporate podemos echarte una mano para que cierres tu primera o próxima ronda de financiación. Estamos especializados en ayudar a emprendedores a conseguir capital y a ponerles en contacto con inversores. Si te interesa lo que te cuento puedes escribirme a través del este formulario de contacto.

asesoramiento-estrategico-a-emprendedores

En qué se gasta el dinero de una ronda de financiación
Valora este artículo