5 preguntas que pueden hacerte tras finalizar un elevator pitch

El elevator pitch puede definirse como la unidad mínima de información que tiene que dominar cualquier emprendedor que quiera exponer su proyecto ante terceros, como inversores, medios de comunicación, jurado de unos premios, etc. Se trata de un monólogo cuya duración oscila entre 30 segundos y 5 minutos en el que el fundador de la startup tiene que definir de qué trata su proyecto, con un lenguaje muy claro y sencillo.

En el blog ya te he dado algunos consejos para preparar estas presentaciones y te he advertido de los errores que se suelen cometer cuando se hacen este tipo de soliloquios. Sin embargo, los elevator pitch no acaban cuando se pronuncian por completo y el cronómetro llega a su fin. Normalmente tras su exposición se abre la posibilidad de que la audiencia plantee algunas cuestiones a los emprendedores para clarificar algunos aspectos o ahondar en otros que solo se han abordado tangencialmente. Las preguntas suelen ser muy directas y a veces resultan bastante duras.

A continuación voy a comentar las cuestiones que con mayor frecuencia se plantean tras un elevator pitch. Puede que ya hayas barajado muchas de ellas y las respondas durante tu presentación, pero no está de más que sepas por dónde pueden intentar pillarte.

– “¿Cómo pensáis sacar dinero con esto?”- Por lo general los inversores quieren saber de qué forma los emprendedores van a monetizar su producto o servicio. Si hay métricas y ya se ha comenzado a obtener ingresos, eso será miel para los oídos de los business angels. En el caso de que la startup todavía no haya facturado nada, es importante que sus fundadores piensen en posibles alternativas para que en el futuro sí lo haga y dotarlas de credibilidad. Nunca hay que los inversores que ponen dinero en proyectos de este tipo buscan un retorno de la inversión o ROI a medio plazo.

 – “¿Qué os diferencia de la competencia?”- Es posible que además de tu startup, haya otras que hagan lo mismo o algo muy parecido. No intentes engañar a los business angel o a los medios de comunicación diciendo que tu empresa es la única en su negocio, porque suelen estar al tanto de todas las iniciativas que se están poniendo en marcha. Lo mejor es que seas sincero y que hables de los pequeños detalles que la caracterizan. Véndeles tu ventaja diferencial. Puede ser una innovación, una forma de pago, algo propio de la cultura corporativa, un enfoque geográfico, una forma distribución, etc. No tengas miedo de decir el nombre de tus competidores para explicarte porque eso les hará ver que has hecho un estudio de mercado y te haces el ciego ante las posibles amenazas.

– “No he entendido cómo funciona vuestra tecnología. ¿Puedes ser más concreto?”- Si tras pronunciar tu discurso te dicen algo así es que no has hecho bien los deberes. Quizás tu elevator pitch haya resultado demasiado técnico o farragoso. En ocasiones los emprendedores, y más si son ingenieros o vienen de trayectorias técnicas, caen en el error de no usar un idioma coloquial y accesible a todos. Hay que procurar no perderse en tecnicismos o en anglicismos que quizás no todo el mundo conozca.

– “¿Tenéis ya clientes?”- En realidad es otra forma indirecta de preguntar a los fundadores de una startup si ya están facturando o van a hacerlo próximamente. Que una empresa cuente con clientes significa que puede llegar a ser autosuficiente y no va a estar chupando constantemente de un inversor o una firma de capital riesgo. Hay proyectos tecnológicos que no se dirigen al usuario final y están preparados solo para utilizarse por grandes organizaciones, organismos públicos, universidades, etc. La cuestión también puede ir por ahí. Que una startup tenga un cliente de dimensiones generosas es casi un sinónimo de éxito.

“¿Por qué alguien querría usar o comprar esto?”- Una pregunta propia de audiencias exigentes y que quieren poner en aprietos al emprendedor. Si te la hacen probablemente se te formará un nudo en la garganta. En este caso hay que remarcar y volver a recordar cuál es la idea de negocio, hablar del problema que resuelve el producto o servicio y mencionar el público o target al que se dirige la startup.

¿Necesitas ayuda para preparar tu elevator pitch y soltarlo en cualquier lugar o ante cualquier situación? En Dipcom Corporate podemos ayudarte. Puedes contar con nosotros también para obtener financiación, capital o ponerte en contacto con inversores. Si estás interesado, ponte en contacto conmigo usando este formulario de contacto. Juntos llevaremos tu startup al siguiente nivel.

mentor-start-up

5 preguntas que pueden hacerte tras finalizar un elevator pitch
Valora este artículo