El gasto en seguridad de IoT, al alza

El IoT o Internet of Things tiene en la seguridad una de sus mayores asignaturas pendientes. Los fabricantes de hardware y software han estado prestos a la hora de crear productos para que las empresas puedan sensorizar sus negocios y procesos de trabajo y beneficiarse de la medición de todos esos datos, sin embargo, no han sido tan rápidos a la hora de desarrollar soluciones que los protejan.

El IoT, también llamado Internet de las Cosas, requiere un gran cuidado de la seguridad. Las empresas exponen sus datos, propiedad intelectual, información sobre procesos, etc. a sensores, cámaras, medidores… que los hackers pueden intervenir en cualquier momento si no se dan las medidas de protección necesarias.

El problema del que muchos analistas y expertos llevaban tiempo advirtiendo se ha convertido en una realidad. La consultora tecnológica Gartner calcula que casi el 20% de las organizaciones había sufrido un ataque basado en IoT en los últimos tres años. La firma prevé que el gasto mundial en seguridad para el Internet de las Cosas alcanzará los 1.500 millones durante este ejercicio, lo que implica un crecimiento del 28% respecto a los 1.200 millones invertidos el año pasado.

Ruggeru Contu, director de investigación de Gartner, pone de manifiesto que respecto a las iniciativas de IoT normalmente las organizaciones “no tienen control sobre la fuente y la naturaleza del software y el hardware que utilizan los dispositivos inteligentes conectados”. Por este motivo, se hace más difícil su securización. “Esperamos ver una demanda de herramientas y servicios destinados a mejorar el descubrimiento y la administración de activos, la evaluación de seguridad de software y hardware y las pruebas de penetración”, señala el experto. Contu también asegura que las empresas intentarán hacer crecer su compresión de las implicaciones que puede conllevar externalizar la conectividad de Red.

Teniendo en cuenta todos estos factores, que son los que previsiblemente impulsarán el crecimiento de la inversión en Internet de las Cosas, Gartner vaticina que el gasto en seguridad de IoT llegará a los 3.00 millones de dólares en 2021.

Descoordinación y falta de normativas, los grandes problemas

Lamentablemente existen algunas barreras. La principal es la descoordinación entre departamentos. Aunque la seguridad de IoT se habría convertido en una preocupación principal para las compañías, cada departamento ha “planificado, implementado y operado” estas implementaciones de seguridad a nivel de unidad de negocio. Esto significa que hay una carencia de arquitecturas comunes o estrategias de seguridad compartidas. Así pues, “la selección de productos y servicios del proveedor permanece en gran medida ad hoc, según las alianzas del proveedor del dispositivo con los socios o el sistema central que los dispositivos mejoran o reemplazan”, explican desde la firma de análisis.

Este asunto se extiende más allá. Aunque en muchos proyectos verticales se han dado patrones de seguridad básicos, la realidad es que hay una falta de regulaciones específicas y estrictas en cuanto a IoT. De manera incipiente empiezan a redactarse algunas normas técnicas por parte de organismos de estándares de seguridad de tecnologías de la información, consorcios y algunas alianzas de proveedores, aunque todavía queda bastante por hacer para que se llegue a una estandarización. Pese a ello, Gartner es optimista y espera que pronto exista un marco adecuado, sobre todo en industrias con gran regulación como la salud o la automoción.

Gartner también cree que el cumplimiento normativo condicionará cómo las organizaciones adoptarán medidas de seguridad de IoT en 2021. Ciertos sectores sujetos a estrictas regulaciones se verán empujados a aumentar su foco hacia la seguridad dentro de este ámbito, ya que se ven envueltos en una automatización de sus procesos a través de sensores, robots o conectividad remota. “El Internet de las Cosas Industrial o Industria 4.0 está afectando a la seguridad en sectores industriales que implementarán tecnología operativa (OT), como la energía, el petróleo y el gas, los transportes o la manufactura”, comenta Contu.

¿Tienes una startup centrada en el IoT y quieres cerrar una ronda de financiación? En Dipcom Corporate podemos ayudarte. Mentorizamos empresas emergentes y les echamos una mano para encontrar financiación, capital y el acceso a inversores. Podemos ser tus aliados para llevar tu proyecto al siguiente nivel. Si estás interesado, escríbeme a través de este formulario de contacto.

consultores-estrategicos

 

 

El gasto en seguridad de IoT, al alza
Valora este artículo