Qué es Big Data y cómo puede ayudar a mejorar tu pyme

¿Qué es Big Data? Quizás hayas escuchado este término en algún evento, conferencia o conversación entre profesionales e ignores su significado. La rápida evolución de la sociedad de la información y las nuevas tecnologías están saturándonos de datos. Estamos rodeados por una gran cantidad de información que se envía a la nube y que no se puede medir a través de los medios o el software tradicionales. El Big Data consiste precisamente en eso: la captura y la gestión de grandes conjuntos de datos.

Para saber lo que es Big Data hay que hablar de tres tipologías de datos: datos estructurados, datos no estructurados y datos semiestructurados. Los primeros están almacenados en tablas y cuentan con una buena delimitación de su formato y longitud, mientras los segundos no disponen de un formato concreto y simplemente están en el formato en el que han sido recopilados. Los terceros serían una mezcla de los anteriores, sin campos específicos, pero con marcadores que dan la posibilidad de separar sus elementos.

Unos ejemplos quizás ayuden a un mayor entendimiento. Los datos estructurados serían las bases de datos relacionales, los no estructurados los documentos de texto tipo Word, los PDF; los correos electrónicos o los documentos multimedia. En cuanto a los semiestructurados, aquí entrarían las hojas de cálculo, los XML o los HTML.

Las pymes tienen una gran oportunidad si aprenden qué es Big Data y sacan partido de él. Todas las organizaciones cuentan con datos que no están sabiendo leer y cuyo correcto análisis puede llevarlas a tener mayor control de sus procesos, empleados, consumo, etc. Así, se estima que en cinco años el Big Data moverá 30.000 millones de euros, con un crecimiento anual esperado del 30%.

Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas españolas de momento no están haciendo los deberes en este campo. De acuerdo al informe e-Pyme 2016, realizado por ONTSI (Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y Sociedad de la Información), un 90% de las pymes de nuestro país no se sirve de estas herramientas de Big Data. Por ahora, se están haciendo algunas mediciones por parte de estas compañías relacionadas con el tráfico de su página web o las redes sociales, el control de visitas o la geolocalización para gestión de flotas, pero hay mucho por hacer. Parte de esos deberes pasan por la sensorización, o lo que es lo mismo, la implantación del Internet de las Cosas.

Se habla de Big Data como Servicio, de plataformas que permiten gestionar toda esa información de manera interna o bien externa. Así hay programas como Watson Analytics, de IBM, que proporcionan una gestión sencilla de todos esos datos masivos. Además, permite contratar un plan gratuito con servicios limitados o uno de pago ajustado a las necesidades de la empresa (desde 30 dólares al mes).

Data Scientists, los amos y señores del Big Data

Si se quiere contar con una persona especializada en Big Data, hoy en día también es posible. En este sentido una de las profesiones que está más de moda y que tiene mayor proyección es la de científico de datos o data scientist. Estas figuras con conocimientos matemáticos y estadísticos están especializadas en hacer una correcta lectura e interpretación de los datos y extraer conocimientos para trasladárselos a las organizaciones en las que trabajan. De esa manera y gracias a sus consejos, las compañías puedan tomar decisiones de negocio y asumir riesgos.

¿Le merece la pena a una pyme contratar a un científico de datos? Pues depende a qué se dedique su negocio. Si se trata de una empresa cuyos procesos generan numerosos datos, sí que podría interesarle. Si es una tienda por la que cada día pasan cientos de personas, una fábrica en la que a diario se producen muchos objetos o una empresa que tiene que hacer mediciones constantes, esta figura puede ser de vital importancia para aprovechar todo el flujo de datos.

En EE.UU. un científico de datos puede llegar a cobrar más de 200.000 dólares el año si trabaja para grandes compañías tecnológicas, pero el sueldo desciende bastante en empresas de menor tamaño. De acuerdo a Indeed y las últimas ofertas de empleo, el salario anual de esta profesión en España se sitúa entre los 25.000 y los 45.000 euros, aunque tiende a la baja. Como siempre existe la posibilidad de fichar a un data scientist de manera interna o bien recurrir al outsourcing, lo que siempre es una alternativa más económica y que implica menor compromiso u obligaciones.

En Dipcom Corporate sabemos bien lo que es Big Data y ayudamos a las organizaciones de todos los tamaños a llevar a cabo su transformación digital. También estamos especializados en outsourcing de altos directivos. Proporcionamos un servicio de Interim Management prestado por uno o varios profesionales con alta cualificación en varias especialidades y una dilatada experiencia en el mundo empresarial que pasan a formar parte de la estructura de la compañía para un proyecto o tiempo determinado. Si te suena bien, ponte en contacto conmigo mediante este formulario.

consultores-estrategicos

Qué es Big Data y cómo puede ayudar a mejorar tu pyme
Valora este artículo