El IoT, la próxima frontera de las ciudades inteligentes

El ioT o Internet de las Cosas tiene mucho que decir en la transformación que va a surgir en las ciudades inteligentes en los próximos años. Esta tecnología supone conectar y sensorizar objetos de todo tipo para mandar información a la Red y poder aprovechar todos esos datos cuantificables. En los últimos años está poco a poco adentrándose en las urbes, ayudando a la gestión del tráfico, la contaminación, las mediciones acústicas, las basuras, los transportes, el aparcamiento, la cartelería digital, los contadores de luz y agua, los semáforos, la construcción y un sinfín de cosas más.

El IoT se encuentra cada vez más presente en muchas de estas áreas en los núcleos urbanos. La firma ABI Research publicó un estudio hace unas semanas en el que apunta a un gran aumento de la facturación del Internet de las Cosas para las ciudades inteligentes hasta 2026. La consultora señala que los ingresos de las tecnologías IoT para Smart Cities ascenderá a 62.000 millones de dólares en ocho años, una cifra que dista mucho de los 25.000 millones de dólares cosechados en 2017. ABI Research también pronostica un crecimiento del 11% anual en los próximos nueve ejercicios.

Los verticales y elementos que más ingresos aportarán

¿Qué elementos de IoT serán los que más predominarán en las ciudades del futuro? El estudio habla de que los medidores inteligentes y los sistemas de videovigilancia tendrán el papel más destacado, siendo los que sufrirán un mayor crecimiento y ofrecerán más ingresos. El informe indica que podrían sobrepasar los 20.000 millones de dólares en el ejercicio 2026. Tampoco hay que perder de vista a verticales como las estaciones de carga y microcarga para vehículos eléctricos, la gestión inteligente de los residuos, los sensores del medio ambiente, el Smart parking, y la iluminación callejera inteligente.

Los mayores ingresos en esta vertiente urbana del Internet de las Cosas irían a parar a los escalafones superiores de la cadena de valor, como los servicios y aplicaciones, la seguridad, la Inteligencia Artificial o las analíticas. Debido a un marco en el que se está potencia el uso de plataformas unificadas, en tendencia decreciente en cuanto a facturación se encontrarían la gestión de dispositivos y sensores o la conectividad.

Todos quieren un pedazo de la tarta

Los principales fabricantes son conscientes de este impulso y han desarrollado soluciones de IoT enfocadas a las ciudades inteligentes. Así, existen herramientas como AWS IoT de Amazon, Watson IoT de IBM, Ocean Connect de Huawei, City Next de Microsoft o Kinetic for Cities de Cisco. En este sentido, 2017 habría sido el año en el que el interés en este campo se disparó por parte de las compañías TIC. En los próximos años es posible que otros se les sumen con más propuestas.

“Por su propia naturaleza de incorporar un amplio abanico de tecnologías y soluciones, el segmento de las Smart Cities proporciona el entorno perfecto para que los proveedores ofrezcan soluciones de plataformas de IoT horizontales y aborda una tendencia reciente hacia enfoques más holísticos y verticales cruzados”, explicaba en un comunicado el vicepresidente de la consultora autora del estudio, Dominique Bonte.

Además, están los proveedores de tecnología IoT puros y duros que también apuntan hacia las ciudades inteligentes. ABI Research aconseja a estas compañías que pongan el foco en los retos concretos que vayan surgiendo en las Smart cities para tener éxito, con ofertas adaptadas al crecimiento o a las necesidades

¿Cuentas con una startup de IoT (internet de las cosas) y estás buscando fondos? En Dipcom Corporate podemos ayudarte. Mentorizamos empresas emergentes y les echamos una mano para encontrar financiación, capital y el acceso a inversores. Podemos ser tus aliados para llevar tu proyecto al siguiente nivel. Si estás interesado, escríbeme a través de este formulario de contacto.

consultores-estrategicos