Fintech españolas: Así son las 300 empresas nacionales

Las compañías fintech son cada vez más numerosas en España. De acorde a un estudio elaborado por Funcas y KPMG en su Observatorio de la Digitalización Financiera, ya existirían unas 300 empresas que “maridan” tecnología y finanzas en el territorio nacional. Poco a poco y gracias a las alianzas que están estableciendo con sus otrora competidores, los bancos, estas compañías están abandonando los números rojos. De hecho, parece que unas 80 empresas dentro de esta clasificación ya no cuentan con pérdidas, lo cual supone una buenísima noticia.

Fintech es un concepto que abarca varias actividades o negocios, como ya he comentado en alguna otra ocasión en el blog. ¿Pero cuáles son los principales campos en los que se mueven las representantes fintech españolas? Según el informe, la gran mayoría (28%) se dedica a los préstamos y en segundo y tercer lugar, se encuentran las startups de pagos (19%) e inversión (16%). Le siguen las compañías de infraestructura financiera (8%), divisas (7%), gestoría (7%), finanzas personales (5%), equity finance (5%), distribución de productos financieros (4%) y neobancos (1%).

En su mayor parte (45%) las compañías de fintech que operan en nuestro país obtienen sus ingresos gracias las comisiones por servicios financieros. Por detrás de este aspecto se situaría el pago por uso, las comisiones por las transacciones realizadas y las suscripciones. Hay otras formas de conseguir financiación para estas firmas aunque menos cuantiosas, como la venta de producto, las licencias y royalties, el margen de interés, la publicidad y, por último, la venta de datos.

El estudio arroja que el 76% de las startups tienen servicios de pago y únicamente hay un 21% que ofrecen servicios gratuitos. El 3% restante responde a un modelo premium, es decir, proporcionar la herramienta general, pero proporcionar ciertas funciones avanzadas o especiales por una cantidad determinada.

Juventud, divino tesoro

Las fintech españolas son, por lo general, bastante jóvenes. Un tercio apenas tendría dos años de vida y el 50% habría iniciado su camino después de 2009. El documento pone de manifiesto el buen momento para este tipo de compañías, encontrándose en una etapa de “crecimiento”. Teniendo en cuenta lo dicho, hay que resaltar que un 79% de las fintech nacionales se enmarcaría en fase inicial o de expansión. España es el sexto país del mundo por número de fintech, una cifra que podría aumentar una vez se consume el Brexit y muchas empresas abandonen Londres como sede principal.

Por otro lado, el informe señala que entre las 300 startups mencionadas se llega a los 100 millones de facturación colectiva y los 3.500 trabajadores en total. Quiere decir que estas sociedades que mezclan tecnología y finanzas aún tienen que aumentar sus ingresos para ser competitivas. Además, un 55% de las compañías tendrían menos de 15 empleados. Predominan sobre todo las empresas dedicadas al modelo B2B (52%) frente a las que se dirigen al usuario final (34%).

Si estás interesado en saber más sobre empresas fintech o financiación alternativa puedo asesorarte. Además, puedes contar conmigo para otras cosas. Mentorizo proyectos innovadores y disruptivos tanto en su desarrollo como en la captación de capital e inversores. Si necesitas saber más, estaré encantado de contarte. Simplemente ponte en contacto conmigo a través de este formulario.

asesoramiento-estrategico-a-emprendedores

Fintech españolas: Así son las 300 empresas nacionales
Valora este artículo