El crowdfunding inmobiliario y sus ventajas

El crowdfunding o financiación colectiva va irrumpiendo cada vez en más sectores y ámbitos. Esta tendencia, que supone una fórmula de conseguir dinero por parte de varios inversores para creadores, emprendedores, artistas, etc, se está especializando cada vez más. Existen webs de crowdfunding para proyectos sociales, culturales, educativos, de ciencia y salud, etc. y ahora el micromecenazgo ha aterrizado en el mundo inmobiliario.

El portal inmobiliario Housers es uno de sus mayores abanderados y representantes del crowdfunding inmobiliario. Esta página de inversión directa grupal en propiedades permite participar en diversos proyectos desde tan solo 50 euros. Gracias a ella, cualquiera puede ser microinversor con tan solo un par de clicks, poseyendo una pequeñísima porción de “inmuebles cuidadosamente seleccionados en zonas estratégicas de las ciudades con proyección”. La herramienta de Housers permite realizar un seguimiento online del dinero invertido y comprobar otras oportunidades privadas.

La startup arrancó en febrero de 2016 y hasta la fecha se han registrado en la plataforma unos 75.000 usuarios y se han invertido de manera colectiva a través de ella unos 40 millones de euros. En la web de Housers aseguran haber repartido rendimientos y devuelto capital por valor de 4,5 millones de euros. Desde mayo de 2017, cuentan con la autorización de la Comisión Nacional del Mercado de Valores como una Plataforma de Financiación Participativa.

Aunque este ha sido el proyecto más conocido hay otros. Inveslar es otra plataforma de crowdfunding inmobiliario. En su caso piden al menos una aportación de 100 euros y ofertan sobre todo viviendas en Cataluña (principalmente Barcelona y la Costa Brava). También está Privalore, que se define como “la primera promotora inmobiliaria abierta”. Sus requisitos son algo más exigentes y es necesario aportar participaciones de al menos 1.000 euros para poder formar parte de cada campaña.

Crowdfunding inmobiliario para salvar inmuebles históricos

El crowdfunding inmobiliario también tiene otros fines, al margen del posible enriquecimiento personal. Permite que algunos edificios o propiedades singulares que han sido abandonados por sus propietarios por el alto coste que supone su mantenimiento o posesión, cuenten con una segunda oportunidad. Es lo que ha ocurrido hace unos días con un peculiar castillo francés. Lo cierto es que este tipo de edificios son de los que resulta más complicado de vender por su alto coste y aquí la financiación colectiva supone una gran opción.

Dartagnans es una plataforma de origen galo -que obviamente homenajea al famoso mosquetero- y cuya finalidad es orquestar campañas de micromecenazgo para preservar propiedades milenarias. Gracias a dicho portal y una campaña orquestada en el mismo, se ha logrado salvar el castillo de La Mothe- Chandeniers, una construcción singular ubicada en el valle del Loira. 18.362 donantes o inversores -como prefiramos llamarlos- de 115 países diferentes han obrado el milagro y han pasado a ser copropietarios de esta maravilla que data del siglo XIII.

En un principio se había tasado la venta de la fortaleza en medio millón de euros, pero gracias al crowdfunding se han obtenido 1,6 millones de euros que servirán no solo para adquirir la propiedad, sino también para acometer las reformas que necesite y llevar a cabo su gestión. Se trata de un hecho histórico, nunca mejor dicho, ya que nunca hasta la fecha se había adquirido un inmueble en copropiedad por una cifra tan elevada de personas.

El futuro del castillo dependerá ahora de los nuevos compradores, pero entre sus posibilidades se habla de un centro cultural, una residencia para artistas o una comunidad de varias viviendas. Cualquiera de estos destinos será mucho mejor que dejarlo a su suerte, mientras sus muros se caen y la maleza lo devora.

Si eres empresa y quieres recurrir al crowdfunding como alternativa de financiación o estás buscando inversores o el acceso a algún crédito bancario o subvención, tanto yo como mi equipo podemos asesorarte y trabajar contigo. Si estás interesado, no dudes en ponerte en contacto conmigo mediante el siguiente formulario.

consultores-estrategicos