Venta de empresas: Consejos para afrontar un exit con éxito

La venta de empresas es algo a lo que muchos emprendedores van a enfrentarse en algún momento de su vida. De hecho, es frecuente en el mundo de las startups que los fundadores creen sus negocios ya con el objetivo desde el origen de venderlos y obtener el máximo valor por ello. Es lo que en el argot de los emprendedores se conoce como ‘exit’. Los exits suponen una especie de reconocimiento o triunfo tanto para los fundadores como para los inversores que han ido entrando en rondas sucesivas. Así, se habla de tal personaje que ya lleva tres exits o tal firma de capital riesgo que ha cerrado 8 exits entre sus participadas.

Es bastante común que la venta de empresas sea el final del camino para los emprendedores de éxito. Éstas pierden su naturaleza y pasan a integrarse dentro de una compañía más grande, con todo lo que ello suele suponer. Aunque se mantenga el equipo de gestión original o la empresa opere de manera independiente a la compañía compradora, ya nada será lo mismo. Hay excepciones en las que si una startup ha funcionado muy bien se intenta mantener fiel su espíritu original, aunque son contadas.

La venta de empresas o exit no es algo que se tenga que tomar a la ligera. Hay muchos aspectos que se tiene que tener en cuenta y preparar para que todo salga bien. Hoy he decidido compartir contigo los que para mí son más importantes.

  1. Ten las cuentas claras- En la venta de empresas los compradores van a querer obtener el máximo número de datos posibles. Antes de que se produzca la operación tienes que tenerlos preparados. En cuanto el exit se plantee en el horizonte como una opción de futuro, empieza a hacer las cosas bien y procura que todos los números estén claros y que se registre todo lo que sea posible. Ve haciendo un seguimiento del número de usuarios, descargas, exportaciones, ingresos, gastos, salarios, rondas cerradas, posibles deudas, beneficios, inventario, etc. No te cierres a que los potenciales compradores hagan una auditoría a o due diligence, pero quizás no sea necesario llegar a eso si todo se ve claro.
  2. Escoge el momento oportuno- No te precipites. No te apresures a vender tu compañía solo porque haya personas o compañías más grandes interesadas en adquirirla. Si consideras que tu startup puede escalar mucho más y le puede ir bien por su cuenta porque cuenta con mucha facturación o clientes, sigue adelante. Empresas como Snapchat recibieron cuantiosas ofertas de gigantes como Facebook, pero las rechazaron porque consideraban que podían crecer bastante más. Y no se han equivocado.
  3. Sepárate de tu empresa- Aunque tu startup sea una criatura nacida con tu ADN es importante que le otorgues personalidad propia e independencia de tu figura. Debe poseer su propia imagen de marca, generar negocio y resultar interesante incluso aunque tú no estuvieras al mando. Si esto no ocurre, será difícil que nadie pueda comprarla.
  4. Protege a tu equipo- En un exit no hay que vender por vender. Las condiciones siempre se negocian. Quizás tú ya no quieras seguir formando parte del proyecto y te conformes con tu parte del botín, pero hay que proteger otras cosas. Puedes pedir que se respete la filosofía y valores de la compañía, que se cuide a los clientes o que no se toque al equipo humano (o negociar los menores recortes de personal posibles). No se trata solo de llenarse los bolsillos e irse. Un líder debe intentar velar también por su gente aunque abandone el barco.
  5. Busca asesoramiento profesional durante el proceso de venta- Quizás creas que después de haber gestionado tu startup durante varios años, sabes de sobra cómo venderla. Sin embargo, en estos casos, que no son nada sencillos y en los que hay que tener en cuenta muchos aspectos, hay que dejar el ego a un lado y buscar a los profesionales adecuados que orienten y apoyen. Los expertos pueden ayudarte a encontrar el tipo de comprador que necesitas y ayudarte a estimar la valoración que corresponde a tu negocio. Esto último se puede hacer como una medida preventiva y orientativa, no hace falta que se esté en un proceso de venta.

Si estás pensando en vender tu empresa y quieres obtener el mayor valor posible, en Dipcom Corporate podemos ayudarte a gestionar la operación y a preparar tu exit. También puedes recurrir al asesoramiento especializado e independiente de nuestra compañía si barajas la compra de cualquier tipo de negocio. Nuestro equipo dispone de una dilatada experiencia en operaciones de compra venta de empresas y traspaso de negocios. Obtén más información escribiéndonos mediante el siguiente formulario.

comprar-empresa-en-concurso-de-acreedores