Plan estratégico, ¿qué es y cuántas partes lo forman?

El plan estratégico de una empresa es un documento que suelen elaborar enfocado al desarrollo de su negocio en un futuro cercano. En dicho escrito las organizaciones definen sus objetivos, habla de su misión y visión y establecen las líneas que pretenden seguir para alcanzar dichas metas. Lo normal es que se redacte teniendo en cuenta los siguientes 3 a 5 años, aunque el intervalo dependerá de cada caso particular.

El plan estratégico se puede elaborar por parte de compañías privadas, pero también por organismos o instituciones públicas. Es común que los ayuntamientos, hospitales, universidades, agencias, institutos, ministerios o bibliotecas confeccionen los suyos propios periódicamente de manera bienal o trienal.

Por lo general este documento debe ser elaborado por las personas que tienen capacidad de decisión en la organización: CEO, directivos, responsables, alcalde, jefe del hospital, junta de accionistas. No obstante, se puede realizar teniendo en cuenta a clientes, usuarios, empleados, etc, aunque no es obligatorio ni lo usual.

¿Cómo se hace un plan estratégico de una empresa? Yo voy a centrarme en los pasos necesarios en su confección para un negocio, no para un organismo público. En este sentido, debe ser más cuantitativo que cualitativo y definir muy bien las referencias numéricas o cifras de la compañía. No hay un modelo universal, ya que todo depende del tipo de empresa, pero más o menos pueden establecerse las siguientes fases:

  • Resumen- No es más que una introducción o contar en líneas generales qué se pretende de cara más a actores externos que internos. En el caso de que el plan estratégico se elabore solo con fines internos este apartado se puede eludir.
  • Visión y misión-  La misión de la compañía es su propósito, razón de ser o lev motiv y para qué lo hace a corto plazo. Por su parte, la visión es la proyección hacia el futuro, las metas de la organización y en qué pretende convertirse.
  • Valores- Este aspecto también forma parte del ADN de una compañía y sirve para definir los principios éticos de un negocio y su cultura corporativa. Pese a que una empresa evolucione con el paso del tiempo los valores deberían mantenerse inalterables. Son un activo intangible pero muy valioso que dan carisma a una organización, la distingue respecto a otras y de los que no conviene desviarse.
  • Evaluación de la situación actual- Aquí se suele llevar a cabo un análisis de la situación y la realidad en la que se mueve la organización. Algunos recomiendan hacer un PEST, un análisis de los factores políticos, económicos, sociales y tecnológicos, para definir cuál es el entorno de la compañía. Normalmente se hace antes de llevar a cabo el DAFO (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas).
  • Estrategias corporativas- ¿Qué acciones puede llevar a cabo la empresa? ¿Qué jugadas puede efectuar? Tienen que adecuarse a las necesidades de mercado. La clave está en identificar varias estrategias posibles, no solo centrarse en una sola.
  • Plan de actuación- Es recomendable configurar unos objetivos para cada persona y cada departamento concreto y asignar los recursos disponibles. Hay que establecer objetivos y plazos muy definidos.
  • Monitorización– Consiste en efectuar un seguimiento de todo el pan, en medir su efectividad. Hay numerosas herramientas que permiten hacerlo.
  • Valoración- Es recomendable hacer una comparación de las expectativas u objetivos y la situación real a medida que se va avanzando. Esta es una buena manera de medir y evaluar los resultados de manera más profunda y con perspectiva.

Si formas parte de algún equipo directivo y necesitáis elaborar el plan estratégico de una empresa, en Dipcom Corporate podemos ayudarte y diseñar el documento contigo de cara a los próximos ejercicios. Tanto mi equipo como yo contamos con una dilatada experiencia en la gestión de empresas desde el punto de vista ejecutivo y financiero. Si estás interesado o tienes dudas y quieres saber cómo trabajamos, ponte en contacto conmigo a través del siguiente formulario.

consultores-estrategicos