Family office: 6 consejos para tratar con ellos

El family office es un vehículo o plataforma de inversión que disponen las familias con un gran patrimonio o participaciones en sociedades para gestionar e incrementar su fortuna. Este tipo de estructura del que ya te he hablado en el blog se dedica a la gestión de propiedades, formar a la familia en conceptos financieros y orientar sobre actividades filantrópicas, además de encargarse de la contabilidad, los impuestos, los recursos humanos y otros aspectos.

Los family office son un recurso muy interesante para aquellas familias acaudaladas que posean varias empresas, propiedades, obras de arte, etc. Si este es tu caso y piensas recurrir a empresas gestoras de family office, debes tener en cuenta algunas consideraciones previas.

  1. Habla con otros que ya los hayan contratado. Si quieres saber si un gestor family office en concreto es el adecuado para vosotros no está de más que preguntes a clientes que ya han trabajado con él o que están trabajando actualmente cómo ha sido o es su experiencia. Pueden ser los mejores prescriptores o críticos y darte pistas de si vais a encajar. Piensa que es fundamental que haya una sintonía, ya que si todo va bien trabajaréis juntos muchos años.
  2. Averigua qué servicios se ofrecen in house y cuáles están externalizados. Por lo general los gestores de patrimonio de un family office cuentan con una combinación de asesores en plantilla y otros que están subcontratados. Pregunta qué servicios se dan de una y otra forma y cómo se organizan ambos profesionales para gestionar los asuntos familiares. Sobre todo, es esencial que sepas quién va a ser el interlocutor principal con la familia y cuál es su experiencia.
  3. Explica a los gestores cual es la estructura de vuestro patrimonio concreto. Que tengan acceso a un organigrama de cómo está distribuido tu capital o sepan cuáles son tus propiedades, no significa necesariamente que sepan cómo gestionarlas. Si tu familia es propietaria de un grupo de empresas de un sector o industria muy concreta deberás trasladar al family office las vicisitudes y características propias de dicho ramo o vertical. Que no te importe explicar lo mismo varias veces si así te aseguras de que obtengan una mayor comprensión del gestor patrimonial especializado que estás buscando.
  4. Delega responsabilidades- Contratar a una gestora sirve para que la familia se despreocupe en gran medida de muchos aspectos y se quede tranquila. Ellos se ocuparán de muchas cosas. Es importante delegar en ellos responsabilidades.
  5. Pide otras opiniones- Al margen de estos servicios, las familias pueden contar con consejeros o advisors independientes para determinados temas. Está bien tratar con ellos para aspectos muy específicos o que requieran cierto expertise. En algunas ocasiones puede que sus consejos entren en conflicto con los del family office. En estos casos quedará en tu mano llegar a una conclusión con ambas opiniones.
  6. Mantén un seguimiento de su gestión. Si decides confiar en ellos dales un margen para tomar decisiones. Muchas veces verás que los gestores patrimoniales tardan mucho en tomar decisiones o siguen aquellas que no parecen demasiado racionales. Tienes que hacer un seguimiento de sus pasos con respeto, pero también con cierta cautela para asegurarte de que se mantienen en el buen camino o al menos en el camino que esté alineado con los objetivos familiares.

Si cuentas con una o varias empresas familiares o quieres orientación para gestionar el patrimonio de tu familia en Dipcom Corporate podemos echarte una mano. Somos expertos en gestión patrimonial personal y corporativa. Además, te ofrecemos la oportunidad de invertir en startups, proyectos en fase de crecimiento, real estate o empresas ya consolidadas para que diversifiques tu cartera. Si lo que te cuento te despierta curiosidad, puedes ponerte en contacto conmigo a través de este formulario.

family-office-bilbao

Family office: 6 consejos para tratar con ellos
Valora este artículo