7 beneficios del juicio monitorio

El juicio monitorio sirve para evitar otros tipos de procedimientos judiciales más largos y complicados. Y también para eludir la contratación de abogado y procurador cuando se necesita reclamar una cantidad de dinero no demasiado elevada. En el blog ya te he explicado paso a paso cuáles son sus fases e incluso te he ofrecido algunos consejos para ejecutarlo exitosamente. Hoy me gustaría céntrame en sus ventajas.

La regulación del juicio monitorio se establece en la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil y cuenta con numerosos beneficios para la parte que reclama la deuda. Voy a hablar de ellos uno por uno.

  1. Es evidente- La persona que quiera exigir una deuda puede demostrarlo a través de documentos, sea cual sea su soporte físico. Simplemente será necesario que estos cuenten con el sello, marca o impronta del deudor. También se admiten albaranes, facturas, telegramas y otros documentos.
  2. Es rápido- El juicio monitorio va bastante más rápido que otros procesos. Una vez presentado un escrito por parte de la persona que reclama o acreedor y demostrados los documentos, el deudor tiene 20 días para pagar o comparezca ante el tribunal con un escrito de oposición.
  3. Es económico- Cualquiera puede presentar la reclamación de la deuda de su puño y letra si ésta no supera los 2.000 euros. No es necesaria la figura del abogado ni la del procurador, por lo que se elimina el coste de sus honorarios y, por lo tanto, se produce un ahorro importante.
  4. Es inminente- Si el deudor no diera señales de vida de ningún tipo (no atiende al requerimiento de pago o no comparece) el secretario judicial puede dictar decreto y así concluir el proceso monitorio, instándose al despacho de ejecución sin que tengan que pasar los 20 días.
  5. Evita otros procesos- Puede servir para que reclamar una cantidad sin tener que llegar a un juicio ordinario. No obstante, hay que tener en cuenta que no va a tener ningún tipo de efectividad si el deudor está en preconcurso o concurso de acreedores.
  6. Es polivalente- El juicio monitorio puede utilizarse incluso para reclamar deudas o impagos por gastos comunes en las comunidades de propietarios de inmuebles urbanos. No se usa únicamente para deudas personales o deudas comerciales que se hayan adquirido, sino para algo mucho más mundano como pueden ser las comunidades de vecinos.
  7. Sirve como aviso- Puede funcionar como una especie de advertencia en firme para el moroso de que estás dispuesto a llegar más lejos si no desembolsa lo que debe. No siempre ocurre, pero es probable que el moroso quiera pagar para evitar males mayores o se abra a la negociación.

Si requieres de asesoramiento legal sobre un juicio monitorio o cualquier otro tipo de procedimiento para reclamar deudas, como el concurso de acreedores, puedes ponerte en contacto conmigo a través del formulario de contacto de este blog. Mi equipo en Dipcom Corporate y yo mismo contamos con mucha experiencia en el proceso monitorio y podemos orientarte y ayudarte.

morosos

7 beneficios del juicio monitorio
Valora este artículo