Cómo saber si eres moroso y qué hacer para evitarlo

¿Has dejado alguna factura telefónica sin pagar? ¿Se te olvidó domiciliar algún recibo de la luz o el agua? ¿Le has dejado a deber a tu banco una letra de tu piso? Entonces es posible que tu nombre haya sido incluido en un fichero de morosos y ni siquiera lo sepas. Puede que solo te percates de ello cuando vayas a solicitar un crédito o una hipoteca en varios bancos o cuando vas a hacer una compra a plazos y pese a cumplir con todos los requisitos no te lo concedan o te pongan problemas.

¿Cómo saber si eres moroso? Hay numerosos listados a nivel nacional, como los de ASNEF, EXPERIAN, RAI, CIRBE, EQUIFAX, FIJ o EXPERIAN. Estos ficheros suelen congregar bases de datos que provienen de operadoras telefónicas, entidades financieras y proveedores de agua, luz, gas, etc. Lamentablemente, estos listados suelen estar automatizados. Si sospechas que te han incluido en alguno, puedes solicitar un informe con el fin de cerciorarte.

Cada organismo permite una forma de hacer la solicitud, siendo el correo electrónico, el fax o el teléfono las vías más útiles en cuanto a cómo saber si eres moroso. Algunas webs incluso te dan la oportunidad de averiguarlo mediante un formulario. También puedes contratar a una consultora o gestoría para que haga las gestiones por ti y pida los informes pertinentes.

Derechos que tienes si eres moroso

Estar en una lista de morosos no le deja a uno desprotegido. La ley orgánica 5/1992, de 29 de octubre, referente al tratamiento automatizado de los datos de carácter personal, es la que se encarga de regular estos casos. En su artículo 28-2 da la posibilidad a aquellas personas cuyos datos aparecen en listas de morosos o de solvencia de acceder a esta información, así como a las “evaluaciones y apreciaciones” que se hayan comunicado al responsable del fichero en el intervalo de los seis últimos meses. Asimismo, el afectado, amparado por el derecho de acceso, puede conocer el nombre y dirección del cesionario de dichas evaluaciones.

Por otro lado, el artículo 28 en su apartado 1 contempla la obligación de informar a los afectados en un plazo de 30 días cuando se va a realizar la dación de datos por parte de los propios acreedores y se va a realizar un registro de ficheros especiales. Es decir, si te van a incluir en estas listas, deberían informarte de ello. Tristemente, como comentaba al principio, los ciudadanos suelen enterarse de ello por terceros, a la hora de realizar una operación o contrato.

Por último, en el apartado 3 del mismo artículo, se habla de que está prohibido el registro de datos no “determinantes para enjuiciar la solvencia económica” y que estos no deben tener una antigüedad superior a seis años. Si la deuda ya ha ‘prescrito’ por haber transcurrido este tiempo puedes pedir que te eliminen y ejercer tu derecho a ser borrado de las listas.

La Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, posterior a la anterior y que incluye algunas modificaciones de la misma, habla en su artículo 29 de que para incluir a una persona en un fichero de morosos deben transcurrir al menos cuatro meses de impagos acumulados, aunque esto no suele cumplirse por parte de los responsables de las bases.

La manera más fácil y directa de desaparecer de una lista de morosos es la cancelación de la deuda. Si se ha pagado la misma, se deberá realizar una cancelación inmediata de su registro. No obstante, el ciudadano está obligado a notificar al responsable o responsables del en el plazo de una semana la inexactitud o inexistencia de la deuda si ésta no se ha modificado.

Si tu empresa está en un fichero de morosos o ha atravesado una situación de crisis en Dipcom Corporate podemos ayudarte. Remamos contigo para que salgas a flote. Nuestro asesoramiento especializado incluye la incorporación de uno de nuestros expertos dentro de tu empresa para liderar el proceso de reestructuración y reflotamiento. A su vez, otro equipo formado por economistas, abogados y expertos financieros se ocuparán de todo el asesoramiento legal, tanto al buscar financiación como en la negociación con bancos y proveedores. Si estás interesado, puedes ponerte en contacto conmigo a través del siguiente formulario.

Gestión de Crisis empresarial. Como te puedo ayudar.

Reportaje EL PAÍS

Cómo saber si eres moroso y qué hacer para evitarlo
Valora este artículo