Qué es un contrato de outsourcing y para qué se utiliza

El outsourcing se ha convertido en una práctica común en las empresas desde los años noventa. Con el fin de ahorrar costes y tener una estructura más flexible muchas organizaciones abogan por externalizar o subcontratar las labores propias de un departamento o determinados servicios para los cuales no les compensa tener un trabajador en plantilla.

Para establecer una relación de este tipo es necesario atar algunos flecos. Hoy te explico qué es un contrato de outsourcing, qué elementos debe contener y porqué es recomendable realizarlo.

Se trata de un documento elaborado por las dos partes que establece las condiciones por las cuales se va a subcontratar y que sirve como garantía del cumplimiento de las mismas. No basta con la confianza o la buena fe, siempre es recomendable elaborar un contrato bien definido si se piensa formalizar la externalización de un servicio o servicios a largo plazo.

Quizás resulte más fácil entender qué es un contrato de outsourcing si nos detenemos en analizar los contenidos que deben incluirse en el mismo. Son los siguientes:

  1. Datos de ambas partes.- Como ocurre con cualquier contrato, este modelo también tiene que identificar perfectamente a la compañía que subcontrata un servicio y a la empresa o persona que lo presta. Hay que indicar el nombre de las organizaciones, domicilio y CIF o NIF.
  2. Descripción de los servicios.- ¿Qué servicios se van a prestar exactamente? ¿Cómo y dónde se van a realizar? Cuanta mayor información se añada en referencia a la actividad o actividades externalizadas, mucho mejor para garantizar el nivel de cumplimiento.
  3. Requisitos de calidad.- Algunas empresas que recurren a otras para fabricar sus productos pueden exigir que se cumplan determinados requisitos de calidad muy estrictos necesarios para mantener la buena imagen de marca.
  4. Responsabilidad para con los clientes.- En línea con el apartado anterior. Es una forma de obligar al proveedor a velar por los clientes y a imponerle el mismo mimo y cuidado a los usuarios que tiene la compañía que contrata el outsourcing. También se puede exigir un nivel de satisfacción determinado para los clientes (esto ocurre, por ejemplo, cuando se da una externalización del servicio de atención al cliente).
  5. Retribución.- Es necesario especificar cómo se va a pagar a la empresa subcontratada y el plazo. ¿Va a retribuirse a 30 días, a 60 o a 90?
  6. Propiedad intelectual.- ¿Se va a ceder parte de la propiedad intelectual o industrial a la compañía que ha sido subcontratada durante un tiempo determinado? Es recomendable especificar el plazo, qué elementos, patentes o inventos se ceden e incluso en qué condiciones, para que el proveedor no se sobrepase ni se aproveche de nuestra propiedad intelectual para sus propios fines.
  7. Transferencia de activos.- ¿Qué activos va a dejar la empresa a la subcontratada? ¿Se van a ceder instalaciones, maquinaria o incluso personal? Este apartado viene bien para contemplar posibles daños o accidentes.
  8. Contratos de confidencialidad.- Es siempre aconsejable incluir una cláusula de confidencialidad para que no se revelen secretos industriales o filtren productos que aún no han salido al mercado.
  9. Cláusulas de rescisión.- Incluir esto en lo que es el contrato de outsourcing es fundamental. Es necesario dibujar un escenario en el que una o las dos partes quieran finalizar el contrato. Hay que especificar cuáles son las posibles penalizaciones, indemnizaciones y consecuencias si esto ocurre y bajo que condiciones se puede finalizar la externalización.

En Dipcom Corporate estamos especializados en outsourcing de altos directivos. Nos encargamos de elaborar y explicarte qué es un contrato de outsourcing si lo necesitas. Ofrecemos un servicio de Interim Management que es prestado por uno o varios profesionales con alta cualificación en varias especialidades (y con amplia experiencia en el mundo empresarial) que se incorporan a la estructura de una compañía durante un tiempo determinado para realizar una misión o proyecto concreto. Si te interesa lo que acabas de leer puedes contactar conmigo en el siguiente formulario.

Reportaje de EL PAÍS sobre el servicio de gestión de crisis de Dipcom Corporate.

 

Valora este artículo