Cómo hacer un buen elevator pitch personal en 11 sencillos pasos

El elevator pitch es la tarjeta de presentación de cualquier startup o proyecto emprendedor que se precie y una especie de examen oral frente a potenciales inversores o clientes. Los emprendedores deben dominar el arte de la oratoria para conquistarlos y aprovechar cada segundo disponible para explicar qué hace su compañía o producto sin irse por las ramas.

Algunos fundadores tienen más facilidad que otros para preparar este tipo de presentaciones que deberán contar con diversas variaciones según el tiempo disponible y tipo de público que se tenga delante. Para aquellos que no posean tanta soltura para hablar en público, hoy quiero explicaros cómo hacer un buen elevator pitch personal de manera sencilla y llana.

  1. Usa un lenguaje claro y no excesivamente técnico.- Sírvete de un lenguaje que pueda entender cualquier persona, pero menciona términos concretos del negocio cuando sea necesario. Aún así, cuantos menos tecnicismos incluyas mucho mejor. Y si los hay, dedica un par de segundos a aclarar su significado. No serán segundos perdidos.
  2. Sé natural.- Nadie quiere escuchar a un robot que repite su programación una y otra vez o a un político que recita de manera automática lo que le han escrito otros. Cuenta tu idea o proyecto como si estuvieras explicándoselo a tu madre, tu abuela o tu mejor amigo. Sé tú mismo.
  3. Domina la expresión corporal.- Lo que cuentes es muy importante, pero cómo lo cuentes también. Una vez hayas memorizado el texto trabaja los gestos que acompañarán a cada palabra y frase. La expresión corporal da fuerza a la oral y también ayuda a mantener la atención. Es el vehículo para hacer llegar a los demás la pasión que tienes por tu startup.
  4. Incluye silencios.- Aunque dispondrás de un tiempo limitado para defender tu argumentación, es muy importante que no lo llenes todo con palabras. Aprende a sacar partido de los silencios. Pueden generar curiosidad, intriga, dramatismo y también interés.
  5. Cronométrate.- ¿Cómo hacer un buen elevator pitch personal? Repitiéndolo una y otra vez. Es recomendable que lo ensayes en casa, en la oficina, con varios grupos de personas y siempre con un cronómetro en mano, como si estuvieras preparándote para correr una maratón. Ajusta y domina el ritmo para que te dé tiempo a decir todo lo que quieres decir. Verás cuándo y dónde es necesario acelerar, ralentizar o cortar.
  6. Interpela a la audiencia.- Comienza la presentación dirigiéndote al público o pidiendo su participación a través de alguna pregunta. Puede ser una cuestión tipo ‘¿Cuántos de los que estáis aquí habéis …. alguna vez?’. Es una forma de llamar su atención, implicarlos y hacer que estén más atentos.
  7. Habla de la resolución de un problema.- Tu startup o proyecto empresarial debe llenar un hueco en el mercado, proporcionar una solución o resolver alguna necesidad. Explica cuál es el problema que va a solucionar tu empresa.
  8. Repite el nombre de la startup.- No basta con mencionarlo solo al principio. Durante el tiempo que dure tu exposición es fundamental que pronuncies en varias ocasiones el nombre de la empresa. Es una técnica mnemotécnica que puede parecer muy evidente pero que utilizan muchas marcas a la hora de anunciarse en radio o televisión con el fin de que los oyentes o televidentes se queden con él.
  9. No eludas el tema económico.- ¿Tienes un modelo de negocio claro o esperas tenerlo pronto? ¿El mercado en el que te mueves es muy boyante? Los inversores quieren saber si monetizas ya o cuándo piensas hacerlo. Aporta cifras, datos y proporciona seguridad para que reducir su sensación de riesgo. Ellos quieren hablar de dinero, así que saca tú el tema.
  10. Menciona a la competencia.- Una de las preguntas más frecuentes que los asistentes a un elevator pitch suelen efectuar tiene que ver con los posibles rivales y la ventaja diferencial. Ahórrales esas cuestiones y cuéntales durante tu charla qué otras empresas hay que hagan lo mismo o algo parecido y qué podéis aportar vosotros que os convierte en distintos. Se interpretará como una señal de que conocéis el mercado y proporcionáis transparencia.
  11. Deja tus datos de contacto.- Ya te hemos proporcionado algunos consejos sobre cómo hacer un buen elevator pitch personal. Pero hay algo que no debes pasar por alto al finalizar el mismo. Para que los inversores acaben interesándose por tu proyecto debes facilitarles tus datos de contacto. Al finalizar la exposición es importante que compartas un correo electrónico o página web para que te escriban. Incluso puedes acercarte a ellos y entregarles físicamente tu tarjeta de visita para que tengan la información a mano.

Tanto yo como mi equipo te preparamos para que sepas cómo hacer un elevator pitch o un encuentro antes inversores y tambien te podemos ayudar a obtener financiación o capital. Si estás interesado en que te eche una mano con tu startup, puedes escribirme a través del siguiente formulario.

asesoramiento-a-emprendedores

Cómo hacer un buen elevator pitch personal en 11 sencillos pasos
Valora este artículo