El cuidado de la identidad digital, esencial para tu negocio

La identidad digital corporativa o identidad 2.0 es toda la información que circula en Internet respecto a una empresa, una marca o un profesional. Se trata de todos esos datos que se pueden encontrar cuando se realiza una búsqueda en Google sobre un tópico, persona o compañía. Sin duda, es un activo muy importante para cualquier organización, porque hoy en día la mayor parte de la gente se guía por lo que aparece en la Red para formarse una opinión preestablecida.

La identidad 2.0 se conforma con toda la información que va subiendo a Internet el propio usuario o la compañía en cuestión. Es la suma de lo que se lee en la web oficial, los perfiles en redes sociales, la participación en blogs, foros, las imágenes, vídeos, noticias, etc. Sin embargo, también es un aspecto que depende de otros. Las menciones en plataformas como Twitter o Linkedin, las opiniones que se vuelcan en Google Maps o las reviews de TripAdvisor también constituyen la identidad digital de nuestro negocio y más, en estos tiempos en los que la llamada ‘meritocracia’ está al alza.

Muchas empresas que llevan años sacando negocios físicos adelante y disponen de una base de clientes sólida no se han preocupado mucho por el cuidado de su identidad digital corporativa hasta ahora. De hecho, puede que ni siquiera fueran conscientes de que ya tenían una. Sin embargo, es esencial que tomen las riendas de su gestión y no dejen este valor al azar o en manos de otros. Hay muchas formas en las que una organización puede mejorar su identidad 2.0. Aquí vamos a exponer algunas:

  1. Blogs.- Mediante este canal el negocio puede ofrecer contenidos interesantes cada cierto tiempo que que resulten útiles a los usuarios y clientes e ir construyendo poco a poco su propia personalidad 2.0. Lo suyo es que los artículos estén relacionados con el sector en el que se mueve la compañía.
  2. Redes sociales.- El cuidado de la identidad digital corporativa hoy en día viene definido por el flujo de información que se cuelga constantemente en estas plataformas. Hay marcas que las han aprovechado para labrarse una identidad 2.0 más cercana o amigable que la que tenían en el mundo real mediante un buen community manager. Entre los casos más interesantes tenemos el de las cuentas de Twitter de la Policía y la Guardia Civil que han ayudado a cambiar esa imagen distante, fría y demasiado formal de estos cuerpos y acercarse a otro tipo de público. No basta con palabras, también hay que subir fotos, vídeos, GIFs animados, etc.
  3. Content Marketing.- La empresa puede plantearse la elaboración de contenidos de valor junto a algunos creadores para posicionarse mejor y enganchar a los usuarios, no solo para promocionarse o anunciarse. Concursos de cortos digitales, blogs sobre innovación y tecnología, etc son algunas de las fórmulas. Como ejemplo reseñable de content marketing tenemos a Vodafone con su bitácora One, en la que se pueden encontrar entrevistas con gurús tecnológicos mundiales.
  4. – Gestión de opiniones.- Es importante conocer lo que se habla de nuestro negocio en el mundo digital. Existen numerosas herramientas para monitorizar nombres en Internet, como las alertas de Google, que nos advierten cada vez que un término que hemos seleccionado aparece en la web. Igualmente se pueden seguir los comentarios respecto a nuestra empresa que se cuelgan en las redes. Las reviews no son malas de por sí, sino que representan una oportunidad para mejorar cosas y darle la vuelta a la tortilla. Un cliente al que se le resuelve su queja o solicitud con rapidez y eficiencia puede transformarse en un prescriptor.
  5. Campañas con influencers.- Si contamos con el favor de estos líderes de opinión que son seguidos por miles o millones de personas, probablemente nuestra identidad digital se hará más rica. Ellos servirán como altavoz y atraerán a otros que también hablarán de nosotros.
  6. Responsabilidad social corporativa 2.0.- La compañía puede dedicar algunos recursos y tiempo a causas que merezcan la pena para mejorar su imagen y alinearse con algunos valores. Es importante que todo ello se comunique y se difunda convenientemente mediante Internet. También puede ayudar al cuidado de la identidad digital que la empresa destine un presupuesto de gasto a la mejora de la responsabilidad social corporativa.

Tanto mi equipo de Dipcom Corporate como yo somos conscientes de la importancia que tiene el cuidado de la identidad digital. Podemos ayudarte a que tu negocio o empresa digital llegue al siguiente nivel y a gestionar este aspecto. Te aconsejamos, asesoramos y facilitamos el acceso a capital, financiación e inversores. Si estás interesado en asesoramiento profesional, puedes ponerte en contacto conmigo a través del siguiente formulario.

El cuidado de la identidad digital, esencial para tu negocio
5 (100%) 3 votes