5 beneficios clave que el outsourcing reporta para las empresas

A partir de finales de la década de los ochenta en EE.UU y Reino Unido se empezó a poner en práctica la subcontratación de servicios, también denominada como tercerización, externalización u outsourcing, por la cual las empresas comenzaron a dejar de hacerlo todo ellas mismas y a derivar algunas actividades o departamentos completos a otras compañías.

Uno de los primeros precedentes fue el de la compañía fotográfica Kodak, que llegó a externalizar sus sistemas de información con el fin de flexibilizar su estrategia productiva y reducir costes. Desde entonces las organizaciones no han parado de recurrir a terceros en todos los ámbitos. Se puede externalizar la producción o fabricación, el montaje, la gestión empresarial, los recursos humanos, las finanzas, la contabilidad, las compras, la logística, el marketing, la gestión de redes sociales, las labores comerciales, la redacción de contenidos, el mantenimiento técnico y asistencia TI, la atención al cliente, la limpieza, etc.

No cabe duda de que el outsourcing, aunque ha tenido muy mala prensa y ha sido utilizado por ciertas compañías como una vía para tener a sus plantillas trabajando con contratos laborales muy precarios, implica numerosos beneficios para aquellas empresas que lo llevan a cabo. Aquí desglosamos algunos de ellos:

  1. Flexibilidad y dinamismo. La tercerización es recomendable para aquellas empresas que no quieran tener estructuras demasiado fijas o pesadas u organigramas inamovibles. El outsourcing proporciona una gran flexibilidad, ya que da la oportunidad de hacer cambios con facilidad. Puede funcionar muy bien para aquellas sociedades en las que la innovación forma parte de su ADN o que están barajando constantemente dar el salto a nuevos negocios y diversificarse, como en el caso de las startups. El ensayo-error siempre es más sencillo cuando se debe prescindir de un determinado proveedor y no despedir a gran parte de la plantilla.
  2. Ahorro de costes. Uno de los mayores beneficios del outsourcing para las empresas es la reducción de costes. Externalizar un departamento o una labor dentro de la compañía siempre va a salir mucho más barato que tener contratadas a personas que hagan estas tareas. Se ahorra en Seguridad Social, en pagas extras y en posibles bajas laborales y simplemente se paga por la prestación de unos servicios.
  3. Posibilidad de asumir más carga de trabajo. Cuando se obtienen nuevos contratos o pedidos de gran volumen las organizaciones pueden recurrir a la subcontratación para llegar a la cifra que les piden sus clientes. En estos casos no se externaliza un departamento completo, sino que los proveedores ejercen más como un apoyo o asistencia ocasional para alcanzar unos niveles determinados de producción, servicio, etc. Los procesos se pueden escalar siempre y cuando estos proveedores reciban unas pautas muy definidas para trabajar en línea con la empresa madre que los contrata, haya una buena comunicación y un control.
  4. Fomento del libre mercado. Las organizaciones pueden cambiar de proveedores si aquellos con los que llevan tiempo trabajando ya no les satisfacen o les resultan muy caros. De esa forma, aumenta la competencia y las compañías se esmeran por dar el mejor servicio.
  5. Globalización. Es el último beneficio del outsourcing para las empresas y quizás el más controvertido. Al recurrir a terceros para ciertas actividades no hay por qué encajonarse en firmas locales o próximas geográficamente. Las nuevas tecnologías dan la posibilidad de contratar a proveedores que se encuentran en otros países o continentes y que ofrecen nuevas técnicas, sistemas o procesos poco frecuentes en compañías nacionales. Con el outsourcing las empresas españolas pueden producir en lugares cercanos a las materias primas, disponer de personal técnico en lugares con mucho talento tecnológico o desplegar la atención al cliente en un país diferente pero en el que se hable el mismo idioma.

En Dipcom Corporate somos especialistas en outsourcing de altos directivos. Proporcionamos un servicio de Interim Management que es prestado por uno o varios profesionales con alta cualificación en varias especialidades (y con amplia experiencia en el mundo empresarial) que se incorporan a la estructura de una empresa durante un tiempo determinado para realizar una misión o proyecto concreto. Si estás interesado en lo que lees, puedes contactar conmigo en el siguiente formulario.

5 beneficios clave que el outsourcing reporta para las empresas
Valora este artículo