En qué consiste el crowdsourcing

Quizás lo hayas leído en algunos artículos relacionados con tecnología, empresas e innovación y no sepas muy bien a qué se refiere o hasta lo hayas confundido con el crowdfunding o el crowdlending. Si tú también te has preguntado “¿en qué consiste el crowdsourcing?” estás en el sitio adecuado. En este post queremos aclararte qué significa este término y cómo diferenciarlo de los dos que hemos comentado arriba.

El crowdsourcing comparte con el crowdfunding y el crowdlending su partícula principal de colectividad, pero ahí se acaban las similitudes. No es un concepto que tenga que ver con el flujo de capital o financiación, sino más bien con el flujo de información. En esta ocasión la gente no pone dinero, pero sí aporta datos de los que podrán beneficiarse otras personas.

Para saber en qué consiste el crowdsourcing debemos hacer un pequeño ejercicio de disección. El término proviene de la unión de crowd (palabra inglesa que significa multitud o masa) y outsourcing (palabra referida a la terciarización o externalización de servicios para sustituir al trabajo interno o propio de personal contratado). A diferencia de en el outsourcing en el crowdsourcing se hace una especie de convocatoria abierta para que un grupo indeterminado de personas aporten contenidos o datos.

En la mayoría de las ocasiones se establece un proceso colaborativo que no suele implicar ningún tipo de remuneración, al menos no económica. La comunidad proporciona información para ayudar a los demás o retroalimentar el ecosistema y beneficiarse también de toda esa información que circula. En muchas ocasiones hablamos de voluntarios o aficionados que aportan cosas solo por el hecho de suponer una referencia en un servicio o plataforma.

El primero que acuñó la palabra fue Jeff Howe, un redactor colaborador de la famosa revista Wired, que en junio de 2006 escribió un artículo titulado ‘The Rise of Crowdsourcing’. En su escrito Howe defendía que debido al auge de las nuevas tecnologías y la disponibilidad de electrónico de consumo a bajo coste la frontera entre los profesionales y los aficionados se había diluido. Así las empresas y organizaciones podían servirse del talento de cualquier persona, de la masa y recurrir a personas principalmente desconocidas para resolver algunos problemas y encontrar soluciones.  Para el colaborador de Wired, la evolución del outsourcing hacia el pueblo llano es en lo que consiste el crowdsourcing.

Para ilustrar el concepto lo mejor quizás sea hablar de algunos ejemplos y casos de éxito en particular. Uno de los más conocidos es el de Waze, una aplicación móvil de origen israelí que fue adquirida por Google a mediados de 2013 por 1.300 millones de dólares. La gracia de Waze es que los conductores y copilotos actualizan en tiempo real información que tiene que ver con el tráfico o las carreteras. Cualquiera que vaya sobre ruedas puede avisar de un atasco, un accidente, obras, radares o un control policial y la comunidad se beneficia de todo ese conocimiento para planificar sus trayectos, modificar rutas o saber cuánto se va a demorar su viaje.

Otro caso curioso de crowdsourcing es el SeeLight. Se trata de una app desarrollada por el estudio ruso Hungry Boys y creada para que personas ciegas o con algún tipo de discapacidad puedan moverse por la ciudad con facilidad, conociendo dónde hay bolardos, la duración de los semáforos, etc. Esta herramienta utiliza una API abierta, facilitando que cualquier persona de cualquier ciudad pueda ofrecer información respecto a los cruces y señalar cosas como si el semáforo cuenta con una señal audible, los intervalos que dura la luz roja y la verde, etc. Posteriormente, la aplicación da indicaciones de voz a los invidentes para trasladarles todos estos datos.

A finales de 2015 se lanzó en varios estados de EE.UU otra app llamada See Something, Send Something. Gracias a ella los ciudadanos podían enviar notas y fotos tomadas con sus teléfonos inteligentes para alertar de forma totalmente anónima sobre potenciales amenazas terroristas y cualquier actividad sospechosa que avistaran. Las Fuerzas del Orden y los servicios de inteligencia recibían las alertas y sus instantáneas para descartar falsos positivos. La ventaja de un software de este tipo puede ser crucial para conocer un ataque de ISIS en tiempo real, aunque también puede ser un canal que aliente la paranoia y los prejuicios.


Esperamos que todos estos ejemplos te hayan ayudado a entender en qué consiste el crowdsourcing y te inspiren para pensar en la concepción de nuevos proyectos y tecnologías. Si están pensando en crear una aplicación o una startup de este tipo (crowdsourcing, crowdlending, crowdfunding, etc.) y requieres de asesoramiento puedes contactar conmigo en el siguiente formulario. Puede que mi experiencia como mentor te sea útil. También puedo echarte una mano si buscas capital, financiación o inversores.

mentoring

 

En qué consiste el crowdsourcing
4.3 (86.67%) 6 votes