El auge de las apps de citas y las dating startups

Ya existían desde hace más de una década, sin embargo, la penetración de los smartphones ha hecho que se multipliquen y aparezcan multitud de nuevos servicios. Hablamos de las apps de citas y las llamadas dating startups, un mercado con cientos de millones de usuarios en todo el mundo.

Según la web Angel.co existen más de 1.300 de dating startups a nivel internacional, respaldadas por casi 22.000 inversores. Como promedio, este tipo de empresas tienen una valoración de 3,5 millones de dólares. Uno de los servicios de citas más veteranos es Badoo, un gigante que cuenta con 340 millones de usuarios registrados y 60 millones de usuarios activos al mes (según datos de mayo de este año). Esta plataforma nacida en la web en 2006 se ha adaptado a los nuevos tiempos y ha renovado su imagen hace unos meses para competir con rivales que han nacido eminentemente en el segmento móvil.

Una de las mayores transformaciones de las dating startups hay que atribuírselas a servicios como Tinder. Esta aplicación -que tiene 5 años de edad- ha sido la responsable de incluir una dinámica que ha sido incorporada en todo tipo de herramientas tecnológicas (no solo en las de citas), incluyendo algunas para establecer lazos profesionales. El simple gesto de deslizar el dedo a la derecha si la otra persona es de nuestro agrado, o a la izquierda si no lo es, se ha convertido en un estándar casi universal.

Recientemente el servicio ha añadido una versión de pago llamada Gold (que supone una suscripción mensual de 4,99 dólares y que le ha permitido convertirse en la app número uno por ingresos en la App Store EE.UU, superando a servicios como Netflix, Pandora y juegos tan populares como Clash Royale.

dating

En cualquier caso, la clave de este mercado se encuentra en la segmentación. Poco a poco se han ido introduciendo servicios que pretenden satisfacer a todo tipo de públicos y que cubren nichos muy específicos. La innovación está en los nuevos targets, pero también en las características que se introducen.

Por citar unas cuantas aplicaciones podemos hablar de Hater, para encontrar gente con nuestros mismos odios y aversiones, Linggers, una herramienta que utiliza las series como excusa para conocer gente, Klip, para ligar a través de microvídeos, Crazy Blind Date, para establecer citas a ciegas mediante un algoritmo, Hotline, que recupera las llamadas de toda la vida o Getafinder, un servicio para que los aficionados al Getafe C.F tontearan en las proximidades de su estadio.

Otro ejemplo curioso dentro de las dating startups es el de Muzmatch, una herramienta que mezcla el funcionamiento de las apps de citas típicas como Tinder con los valores tradicionales de la cultura musulmana. La compañía se lanzó en Reino Unido, ha unido ya a 6.000 parejas y forma parte de la famosa aceleradora Y Combinator. Gracias a esta herramienta los usuario/as pueden indicar en su perfil la frecuencia con la que rezan o si llevan pañuelo y toparse con personas afines.

Un informe de la firma de análisis MarketResearch publicado el año pasado calculaba que las apps de dating suponían 2.500 millones de dólares de facturación en EE.UU, una cifra que es muy probable que se quede pequeña y más ahora que Tinder acaba de incluir su exitoso servicio de pago. Hoy uno de cada diez adultos ha utilizado en alguna ocasión un servicio para ligar.

Las dating startups tienen un futuro prometedor, pero complicado puesto que cada vez existen más players en el mercado y, por tanto, mayor competitividad. Además, su principal desafío es adquirir constantemente nuevos usuarios. ¿Por qué?. El problema de este tipo de servicios es precisamente la finalidad para la que fueron creados: una vez que una pareja se establece y la relación funciona los usuarios abandonan la app que les sirvió para conocerse.


¿Necesitas mis servicios de mentorización para tu proyecto empresarial? Ponte en contacto conmigo a través del formulario de contacto.

 

El auge de las apps de citas y las dating startups
5 (100%) 1 vote