A las puertas de una gran transición energética

En los últimos meses le he dedicado algún que otro artículo al sector de las energytech (startup tecnológicas que operan en la industria energética), cuyo papel empieza a ser tan importante como el que en los últimos años han desempeñado en los ámbitos de las finanzas y los seguros las fintech y las insurtech, respectivamente. Pues bien, parece que nos acercamos a una época de gran eclosión de estos nuevos negocios, como consecuencia de la transición energética que están apunto de acometer tanto España como el conjunto de la UE.

De hecho, este mes de septiembre se va a constituir en nuestro país un comité de expertos que tendrá como principal cometido elaborar un informe con las pautas a seguir para llevar a cabo la citada transición energética española. El objetivo es claro: transformar nuestro actual modelo energético, apostando por el ahorro, la eficiencia energética, la movilidad sostenible, las fuentes renovables y las nuevas tecnologías. O lo que es lo mismo, potenciar los sectores en los que más startup energytech están apareciendo.

Planes europeos

Según apuntan la mayoría de expertos, España se encuentra en buena disposición para cumplir con el primero de los objetivos energéticos que en su día fijaron las autoridades europeas: que al menos el 20% de la energía final consumida sea renovable en 2020. En este capítulo vamos bien, fundamentalmente por los avances que se han dado en el ámbito de la producción eléctrica, que ya es mayoritariamente renovable. No sucede lo mismo en campos como los transportes o la calefacción, donde habrá que multiplicar los esfuerzos en los próximos años.

Pero España también se ha comprometido con sus socios comunitarios a reducir sus emisiones de dióxido de carbono en un 40% para el año 2030 en relación a los niveles registrados en 1990, además de aumentar el peso de las energías renovables hasta el 27%. Según los expertos, para cumplir con estos compromisos va a ser necesario multiplicar las bonificaciones fiscales a las fuentes limpias, además de empezar a penalizar a las más contaminantes.

energytech

Medidas adicionales

En tanto que se siguen perfeccionando los sistemas de almacenamiento de la energía producida con las fuentes renovables (algo que sigue siendo su mayor debilidad), la transición energética en ciernes también va a precisar de la adopción de otras medidas adicionales, como el respaldo a las plantas de ciclos combinados de gas (máxime, teniendo en cuenta el cierre que se está produciendo de las de carbón y algunas nucleares). Esto es así porque para potenciar la incorporación de renovables habrá que contar con suficiente potencia de respaldo (es decir, aquella que no depende de las circunstancias meteorológicas de cada momento).

Paralelamente, el comité de expertos que va a empezar a trabajar en la transición energética este mes de septiembre deberá pensar en nuevas medidas para intentar aumentar la penetración del coche eléctrico en nuestro país. Al fin y al cabo, el transporte representa más del 22% de la energía total que consumimos en España y el 81% de esa cantidad está vinculada al transporte por carretera, que aún se basa en el uso de combustibles fósiles.


Si gestionas algún negocio relacionado con el mundo de las energytech y necesitas que te echemos una mano, no dudes en contactar conmigo a través del formulario de contacto de este blog. Estoy muy interesado en este sector. A nivel personal soy mentor de startup disruptivas y, además, junto con mi equipo de Dipcom Corporate ayudamos a poner en marcha proyectos que sean innovadores y escalables. Disponemos de un programa de aceleración para proyectos en el que también incluso podemos ayudarte a encontrar los inversores que te ayuden a sacarlo adelante.

Valora este artículo