Obtener liquidez mediante el aplazamiento del IVA y las cuotas a la Seguridad Social

Uno de los momentos con mayor tensión de tesorería que sufren los autónomos y las pymes suele producirse cuando tienen que afrontar el pago de las cuotas a la Seguridad Social y el pago del IVA trimestral o mensual. Sin embargo, existe la posibilidad de hacer de la necesidad virtud, o lo que es lo mismo, convertir esas obligaciones en una fórmula para obtener liquidez. ¿Y cómo es eso posible? Solicitando el aplazamiento del IVA y de las cotizaciones a la Seguridad Social.

Tal como explicaba recientemente el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, actualmente hay más de 22.000 emprendedores que mantienen aplazadas sus cuotas a la Seguridad Social, lo que se traduce en un montante de 200 millones de euros que estas pymes y autónomos mantienen a su disposición para afrontar otros pagos o inversiones. Obviamente, acogerse a esta fórmula para obtener liquidez no sale gratis, ya que el emprendedor debe hacer frente a los intereses correspondientes a la cantidad adeudada.

Situación actual y posibles cambios

Hay que tener claro que solicitar el aplazamiento de las cotizaciones a la Seguridad Social es mucho más recomendable que no abonar dichas cuotas, ya que en estos casos el recargo aplicado puede ascender al 20% de la cuantía adeudada. Por su parte, el aplazamiento es una moratoria por la que se otorga al autónomo o la pyme más tiempo para saldar sus deudas por lo que se le considera al corriente de pagos y, por tanto, puede desarrollar su actividad de forma normal, solicitando un crédito al banco o contratando servicios con las administraciones públicas. En ningún momento será considerado un moroso.

En todo caso, conviene destacar que actualmente se está tramitando en el Congreso de los Diputados la futura Ley de Autónomos, que prevé un recargo más reducido para quienes abonen sus cuotas fuera del plazo establecido. En concreto, el objetivo es que el “castigo” pase del actual 20% de la cantidad adeudada a sólo el 10%, lo que supondrá un importante alivio para aquellos emprendedores que, por cualquier motivo, no puedan estar al día con sus cotizaciones y hayan agotado ya la posibilidad de solicitar nuevos aplazamientos.

Obligaciones con Hacienda

La Agencia Tributaria también ofrece a autónomos y pymes la posibilidad de obtener liquidez alargando los plazos para hacer frente al IVA, que los autónomos y pymes lo abonan normalmente de forma trimestral. De hecho, en 2015 se solicitaron 1,6 millones de aplazamientos en el pago de este tributo, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Hacienda, lo que permitió a los emprendedores españoles obtener liquidez por valor de más de 10.000 millones de euros.

Al igual que ocurre en el caso de las cuotas a la Seguridad Social, esta fórmula exige que los emprendedores abonen la cantidad adeudada más un interés adicional, que se establece en los Presupuestos Generales del Estado. Además, el aplazamiento se concede de forma casi automática cuando la cantidad adeuda no supera los 30.000 euros, pero si la cantidad que se quiera aplazar supera los 30.000 euros, será necesario aportar garantías adicionales.


Si tienes un negocio con frecuentes tensiones de tesorería y necesitas que te orientemos y asesoremos para obtener liquidez inmediata o en la búsqueda de estrategias alternativas en la obtención de financiación, no dudes en ponerte en contacto conmigo a través del formulario de contacto. En Dipcom Corporate somos expertos en gestión de crisis.

Asesoría para empresas en crisis. Como te puedo ayudar.

Reflotamiento-de-empresas

 

Obtener liquidez mediante el aplazamiento del IVA y las cuotas a la Seguridad Social
Valora este artículo