Pon un growth hacker en tu startup

Aparecen entre los profesionales más cotizados del mercado y, también, entre los perfiles que más están demandando actualmente las startup tecnológicas y otros negocios que cuentan con una fuerte presencia en Internet. Hablamos del growth hacker, una extraña figura que nada tiene que ver con los temidos hackers de toda la vida, sino que se sitúa a caballo entre los expertos en marketing, los programadores y los especialistas en big data y analítica.

Según indica un estudio publicado este mismo año por Spring Professional, la consultora internacional del Grupo Adecco, el growth hacker fue el profesional más solicitado en 2016 en el sector del marketing y cuenta con una retribución que oscila entre los 45.000 y los 70.000 euros brutos anuales. No es de extrañar, ya que su labor ha sido clave para el despegue de firmas tecnológicas que en su día fueron muy disruptivas y hoy están fuertemente consolidadas, como Uber, Airbnb o incluso Facebook.

Una labor pluridisciplinar

Aunque a veces es difícil concretar las tareas específicas de los nuevos perfiles profesionales ligados a la transformación digital, sí sabemos que el growth hacker trabaja en tres aspectos perfectamente diferenciados. Por un lado, debe ser capaz de atraer tráfico a los sitios web de su empresa para, a continuación, transformar a esos internautas en clientes. Asimismo, debe ser capaz de generar contenidos virales y, en última instancia, conseguir que todo ese proceso de carácter digital se transforme en ingresos contantes y sonantes para la compañía.

Y aunque hacer todo eso pueda parecer sencillo, lo cierto es que requiere de experiencia en marketing digital, analítica web, habilidades creativas y conocimientos de desarrollo de producto, además de competencias tecnológicas avanzadas. De hecho, el growth hacker ha procedido tradicionalmente del entorno de la programación, aunque últimamente están llegando algunos profesionales procedentes del ámbito de las ciencias de la información.

redes-sociales.jpg

Su terreno es el social media

En un artículo anterior ya os hablé de la importancia de promocionar nuestro negocio en las redes sociales y ése es, desde luego, uno de los principales cometidos del growth hacker. Pero este profesional no solo acude al social media para ofrecer, sino fundamentalmente para encontrar: desde las nuevas tendencias y los cambios en los comportamientos de los usuarios hasta los productos que pueden llegar a implantarse en los mercados de una forma masiva.

En esa complicada tarea, las redes sociales aparecen como un aliado fundamental, ya que disfrutan de un carácter global y la inversión requerida para poder utilizarlas de una forma eficaz para nuestro negocio es mínima o incluso inexistente. Y es que los growth hackers, tal como su propio nombre indica, tienen como principal misión la de conseguir el crecimiento sostenible de una startup en Internet, algo que se logra aumentando su popularidad en todos los formatos del mundo digital y, muy especialmente, en las redes sociales.


Si has puesto en marcha una startup o estás pensando en hacerlo y necesitas asesoramiento específico, ponte en contacto conmigo. Utiliza el formulario de contacto de este blog o dirígete a la página web de Dipcom Corporate. Podemos mentorizar tu proyecto o lanzarlo a través de nuestro programa de aceleración y ayudarte en la gestión de tus redes sociales y demás aspectos que dan forma a la identidad online de tu negocio.

Pon un growth hacker en tu startup
Valora este artículo