Préstamos para reunificar deudas. Clave en la gestión de crisis empresarial

Si eres seguidor de mi blog habrás leído en varios artículos que las empresas nacen y mueren por la tesorería. La importancia de los resultados en la cuenta de explotación es innegable, pero mientras dispongamos de tesorería suficiente podremos mantener la actividad en nuestro negocio. Por lo tanto, en la gestión de crisis empresarial, la capacidad para obtener y mantener la tesorería se convierte en el principal objetivo para el reflotamiento de la empresa. Yo, como consultor estratégico y asesor de empresas en crisis, es en lo primero que trabajo cuando entro en un negocio que se encuentra en situación delicada.

Reunificación de deudas como alternativa para el incremento de la tesorería

El empresario dispone de varios medios para aumentar la tesorería de su negocio: Incrementar la financiación con bancos, buscar inversores o nuevos socios que aporten capital, renegociar deudas con proveedores, aplazar pagos, etc. Sin embargo, si nos encontramos en un proceso de gestión de crisis empresarial, buscar inversores o financiación nueva se complica bastante ante la incertidumbre en la que entra el negocio. Ni los bancos ni los inversores se atreverán a poner dinero “fresco” en la empresa. En estos procesos, la reunificación de deudas suele ser una de las primeras acciones que tomamos los gestores de crisis. Y de esto voy a tratar de hablar en este post.

reunificacion-de-deudas

Préstamos para reunificar deudas bancarias. Es ventajoso solo si se hace bien

Antes de nada, definiremos reunificación de deudas a las operaciones financieras que consisten en agrupar préstamos y créditos para obtener cuotas mensuales de menor importe que garanticen la capacidad de pago por parte de la empresa deudora.

La reunificación de deudas es una medida necesaria pero que puede conllevar muchos riesgos si no lo hacemos bien. El objetivo principal cuando solicitamos préstamos para reunificar deudas siempre es la bajada del importe de las cuotas mensuales, lo que nos permitirá disponer de más caja todos los meses para utilizarla en otras áreas estratégicas de la empresa. En este sentido, en estas operaciones siempre debes de tener en cuenta los siguientes puntos:

  • ELABORA UN PLAN PREVISIONAL DE TESORERÍA. Pide a tu asesor que te desarrolle el plan previsional de tesorería a un horizonte mínimo de dos o tres años. Es indispensable. Eso te permitirá verificar si vas a poder pagar la nueva cuota resultante de la reunificación de deudas. Si no es así, mejor no hacerlo… perderíamos el tiempo y complicaríamos aún más la situación de la empresa.
  • SE CONSCIENTE QUE LA REUNIFICACIÓN DE DEUDAS ES CARO. Al solicitar préstamos para reunificar deudas normalmente ampliamos los plazos de amortización, por lo que, aunque estemos pagando cuotas de menor importe, en realidad terminaremos pagando muchos más intereses a lo largo de los años. También tienes que tener en cuenta otros gastos al hacer estas operaciones de reunificación de deudas como los gastos de cancelación de los préstamos unificados, los de apertura del nuevo préstamo, notaría, etc.
  • LAS ENTIDADES FINANCIERAS TE VAN A EXIGIR MAYORES ESFUERZOS. Los bancos son muy poco proclives a conceder préstamos para reunificar deudas. Los bancos intuirán con rapidez que lo haces porque no eres capaz de responder a los pagos de las deudas originales. Por esta razón te exigirán más requisitos y un esfuerzo personal mayor. En este sentido, lo lógico suele ser que te soliciten que les presentes y expliques un Plan de Negocio a medio y largo plazo que demuestre que vas a ser capaz de devolverles el préstamo. Como he comentado antes, ayúdate de un buen equipo de asesores expertos en gestión de crisis empresarial, para que te desarrollen y defiendan el plan ante las entidades financieras. También es común que pidan garantías extraordinarias, normalmente AVALES personales tuyos o de otras personas.
  • NEGOCIA EN PARALELO CON VARIOS BANCOS. Al solicitar préstamos para reunificar deudas, las entidades financieras suelen incrementar los intereses de amortización. No te limites a negociar con un solo banco, solicita el préstamo en más de una entidad a la vez para que puedas comparar condiciones e intereses.
  • NO TE LIMITES A BANCOS. Tantea también inversores que aporten “fresh money” en tu empresa. Existen grupos de inversores especializados en negocios con problemas financieros. Para localizar los mejores fondos de inversión de este tipo déjate ayudar por tus asesores… en España hay varios de este tipo. Ojo! aléjate de fondos buitre, oportunistas o estafadores.

En resumen, agrupa créditos pero de manera inteligente, de forma que den a tu negocio oxígeno suficiente para continuar adelante. El objetivo es reflotar la empresa, no meterla en problemas más graves.


Si tu empresa está en un proceso complicado y necesitas asesoramiento o ayuda, no dudes en ponerte en contacto conmigo a través del formulario de contacto de este blog. Tanto yo como mi equipo en Dipcom Corporate, somos expertos en gestión de crisis empresarial. A continuación adjunto algunos documentos en PDF donde puedes conocerme un poco mejor tanto a mi equipo como a mí.

Reportaje EL PAÍS

Gestión de Crisis empresarial. Como te puedo ayudar.

 

Préstamos para reunificar deudas. Clave en la gestión de crisis empresarial
Valora este artículo