La inversión en Bolsa española, cada vez más internacional

La crisis económica y financiera de los últimos años ha tenido muchas consecuencias para España, aunque de algunas se ha hablado más que de otras. Algunas de las que se ha hablado muy poco es el cambio que se ha producido en el perfil de quienes protagonizan la inversión en Bolsa en nuestro país, y que arriesgan su capital en nuestras compañías nacionales.

En este sentido, los bancos han visto reducir notablemente su papel inversor durante los últimos años, ya que a comienzos de los 90 contaban con el 15% de las acciones de las empresas que forman parte del Ibex y actualmente apenas controlan el 3,6%. Y algo similar podría decirse de las administraciones públicas, que hoy tienen el 2,9% del accionariado del selectivo español, mientras que hace un cuarto de siglo superaban el 16%.

Nuevos protagonistas

Cabría preguntarse, entonces, quién se ha quedado con la inversión en Bolsa que antes se encontraba en manos de los bancos y las instituciones públicas…. Teniendo en cuenta, además, que el peso de la inversión por parte de las familias españolas se ha mantenido estable, en el entorno del 25%, y que las instituciones de inversión colectiva y las empresas no financieras poseen otro 27%.

La respuesta es sencilla: los inversores internacionales que han desembarcado en nuestro país en los peores años de la crisis han provocado que casi la mitad de las cotizadas españolas ya esté en manos extranjeras. En realidad, las firmas internacionales siempre han tenido una amplia participación en el Ibex 35, pero su peso se ha acentuado mucho en los últimos años, pasando de controlar el 38% de las acciones en 2008 al 42% que tienen hoy.

inversores

¿Cómo son estos inversores?

Los inversores extranjeros que acumulan importantes paquetes accionariales en las cotizadas nacionales tienen un perfil eminentemente institucional, siendo mayoritariamente fondos de inversión y fondos soberanos. Los más numerosos son europeos (el 60%), pero los que acumulan más títulos son los estadounidenses (nada menos que un 30%).

A la cabeza de estos inversores se sitúa precisamente la gestora norteamericana BlackRock, que ronda los 17.000 millones de euros de inversión en Bolsa. También es muy importante el fondo de Pensiones de Noruega (denominado NBIM por sus siglas en inglés), que cuenta con acciones en las 35 empresas que integran el selectivo Ibex 35.

Consecuencias de la internacionalización

En general, que la mayor parte del capital de las principales compañías españolas se encuentre en manos foráneas es algo positivo, ya que significa que tienen un capital muy diversificado internacionalmente, que generan unas altas rentabilidades y que cuentan con una muy buena reputación fuera de nuestras fronteras.

Pero también entraña algunos riesgos, ya que la inversión en Bolsa queda muy expuesta a la forma en que el capital extranjero (y muy especialmente, el de fuera de la UE) percibe la evolución de la economía española. Esto puede provocar que se produzcan algunos periodos de pánico injustificados, como los que tuvieron lugar tras las intervenciones de Grecia o Chipre.


Si necesitas asesoramiento en inversión inmobiliaria, real state, capital semilla, startups, organización de patrimonios… puedes contar con mi ayuda. Tanto yo como mi equipo tenemos experiencia en asesoramiento a inversores corporativos, family office y business angels. Desde el año 2014, llevamos analizados y evaluados más de 1.000 startups y proyectos de inversión nacionales e internacionales.  También disponemos de varios vehículos de inversión con los que invertimos en empresas y proyectos disruptivos. Si quieres ampliar información, ponte en contacto conmigo a través del formulario de contacto de este blog.

Business Angel Advisor