Cómo acertar en la compra venta de empresas

En el mundo de los negocios existen innumerables razones que pueden desembocar en operaciones de compra venta de empresas. Por ejemplo, Facebook decidió desembolsar una cifra astronómica por WhatsApp cuando el fundador de la red social, Mark Zuckerberg, entendió que la compañía de mensajería instantánea le permitiría adentrarse a lo grande en el sector del big data y la telefonía móvil, que son algunos de los que en aquel momento presentaban unos mayores márgenes de crecimiento.

Más recientemente, el Banco Santander se ha hecho con el Popular por apenas un euro después de que esta entidad fuera intervenida por las autoridades europeas debido a su preocupante fragilidad financiera… Pero incluso un caso tan excepcional como éste perseguía uno de los objetivos habituales de las operaciones de compra venta de empresas: captación del fondo de comercio y establecimiento de sinergias entre compañías que operan en el mismo sector o en sectores muy similares.

¿Cuándo vender una empresa?

El caso del Popular también refleja uno de los principales motivos que suele derivar en la compra venta de empresas: los problemas financieros que arrecian a estas sociedades. Porque, aunque hay emprendedores especializados en crear empresas y luego salirse de ellas cuando empiezan a madurar, lo normal es que los empresarios no vendan un negocio que funciona salvo que tengan problemas financieros.

Pero incluso en esos casos tan desesperados conviene contar con una buena estrategia que permita maximizar el dinero que obtendremos por nuestro negocio. En este sentido, desde la óptica del vendedor lo mejor es elegir el mejor momento para ejecutar la operación de venta, que normalmente coincide cuando disponemos de varios potenciales compradores interesados en nuestra compañía (dispuestos a pagar una cantidad razonable por ella) y cuando ésta se encuentre aún en proceso de desarrollo (ya que nadie suele interesarse por sociedades que carecen de recorrido).

Estudiar a los candidatos para evitar estafas

Este consejo vale para compradores y para vendedores: hay que estudiar bien tanto el negocio como a las personas que hay detrás. De este modo, los compradores evitarán hacerse con un negocio ruinoso que se ha vendido únicamente para evitar el concurso de acreedores; y los vendedores podrán detectar si quien está interesado en su negocio es el típico empresario oportunista que lo único que busca es vender los últimos activos de la sociedad para después liquidarla. En las operaciones de compra venta de empresas el análisis de los candidatos es esencial.

Por regla general, lo mejor es mirar con lupa la experiencia empresarial de la otra parte, lo que garantizará la supervivencia de la empresa y evitará problemas presentes y futuros (la responsabilidad del administrador con su sociedad no desaparece una vez que la ha vendido, sino que se puede prolongar algunos años más). Para evitar errores innecesarios, lo más apropiado, a la hora de comprar o vender una empresa, es recurrir a asesoramiento profesional.

Por esta razón, si vas a vender tu empresa y quieres obtener el mayor valor posible, no dudes en ponerte conmigo a través del formulario de contacto de este blog. También puedes recurrir al asesoramiento especializado e independiente de Dipcom Corporate si estás pensando en adquirir cualquier tipo de negocio, ya que nuestro equipo tiene una gran experiencia en operaciones de compra venta de empresas y traspaso de negocios.

Business Angel Advisor

Valora este artículo