Guía para mejorar la identidad digital de tu empresa o startup

En los últimos años, la identidad digital se ha convertido en un elemento crucial para valorar el modo en el que la sociedad percibe la actividad de cualquier empresa. Por esta razón, cuidar la reputación online resulta muy importante para todos los negocios, pero más aún si se trata de compañías o startup que ofrecen y venden sus productos o servicios a través de Internet.

Según explican desde Amazon, el gigante mundial del comercio electrónico, el 93% de quienes realizan compras en la Red leen al menos una opinión de otros compradores antes de adquirir un producto o servicio de e-commerce. Por tanto, las empresas preocupadas por cuidar su imagen no deberían dejar su identidad digital exclusivamente en manos de los internautas, sino que deberían ser proactivas y contar con una estrategia reflexionada y coherente que mejore su reputación online.

Mucho más que un community manager

Durante los primeros años de existencia de las redes sociales, la necesidad de hacer frente a la multiplicación de foros y espacios en los que se vertían opiniones llevó a las compañías y startup a dejar su identidad digital en manos de los community managers (o social media managers), unos comunicadores más o menos profesionalizados. Pero si no existe una unidad de acción y un plan suficientemente elaborado, la actividad de un gestor de redes sociales sirve de muy poco.

Por eso, los expertos en marketing online recomiendan, como punto de partida, echar un vistazo a la huella digital de nuestra compañía. Se trataría, en definitiva, de ver qué se está diciendo sobre nuestra empresa en sus perfiles oficiales en las redes sociales, pero también en otros foros, blogs o espacios de opinión, como TripAdvisor, Google Business o YouTube.

reputación-online

Tener claro qué queremos decir

Tras esa investigación inicial llegará el momento de dar forma al discurso oficial de nuestro negocio y actuar en consecuencia, reproduciéndolo en todos esos foros virtuales. No se trata de copiar y pegar las virtudes de las que ya presumimos en nuestra página web, sino de aportar contenidos relevantes, con un tono adecuado al lugar en el que los estamos compartiendo. En este punto, resulta esencial decir cosas útiles y acompañarlas, siempre que se pueda, de fotos y vídeos (porque una imagen vale más que mil palabras).

Nuestro siguiente objetivo será tratar de unificar todo aquello que se cuenta en Internet sobre nuestra compañía… Al menos, todo aquello que se dice desde la propia empresa, lo que incluye tanto a sus canales oficiales como a las personas que integran su plantilla. En este sentido, es habitual que muchas compañías y startup elaboren y difundan entre sus empleados unas pautas básicas de uso de las redes sociales, para coordinar entre todos el discurso oficial.

La importancia de ser proactivos

A más de un emprendedor le habrá ocurrido que, repasando lo que se dice sobre su empresa en Internet, se haya encontrado con algún comentario negativo que hace un muy flaco favor a su identidad digital y a su reputación online. En estos casos conviene tener la cabeza fría y mostrar empatía, ya que no hay mejor forma de ganarse a los clientes que mostrando preocupación por sus problemas y tratando por todos los medios de solucionarlos. Esto no quita que se evite entrar en discusiones absurdas e interminables cuando quien se encuentra al otro lado de nuestra pantalla es un troll cuyo único objetivo es echar por tierra todo nuestro trabajo.

Y no menos importantes son los comentarios positivos que se vierten sobre nuestro negocio y que apoyan su identidad digital. Como hemos dicho al principio, 9 de cada 10 compradores online los tienen en cuenta, así que actuaremos de forma inteligente si reproducimos en nuestra web o nuestras redes sociales esas opiniones positivas que se expresen sobre nuestros productos y servicios en cualquier foro virtual. Al fin y al cabo, lo que los internautas esperan de nosotros es proactividad: que les atendamos y les demos respuestas rápidas y precisas. La proactividad desemboca siempre en una óptima reputación online para nuestra startup.


Si estás pensando en emprender un negocio online y necesitas asesoramiento específico para ponerlo en marcha, ponte en contacto conmigo. Utiliza el formulario de contacto de este blog o dirígete a la página web de Dipcom Corporate. Podemos mentorizar tu proyecto o lanzar tu startup a través de nuestro propio programa de aceleración y ayudarte en la gestión de tu identidad digital y reputación online.

Guía para mejorar la identidad digital de tu empresa o startup
Valora este artículo