Banca ética, entre la responsabilidad y la rentabilidad

Durante los últimos años se han puesto de moda conceptos como banca ética (tipo Triodos Bank) o bonos verdes, que son aquellas emisiones que buscan en los mercados financiación para la construcción de infraestructuras relacionadas con las energías renovables. Pues bien, la inversión socialmente responsable (ISR), que es la que engloba todas estas finanzas que tienen en cuenta los conceptos de responsabilidad social y medioambiental y buen gobierno corporativo, ya gestiona en España 150 millones de euros.

Son datos Spainsif, una entidad sin ánimo de lucro que promueve la inversión bajo criterios de sostenibilidad en España y desde la que se destaca el crecimiento experimentado durante los últimos años por la banca ética. Al fin y al cabo, está comprobado que la sensibilidad de los ciudadanos hacia este tipo de inversiones es mayor en épocas de bonanza económica, de forma que el frenazo que experimentaron durante la crisis ha dejado paso, en los últimos tiempos, a una época de recuperación.

Un negocio con mucho potencial

En la actualidad existen en todo el mundo más de 10.000 fondos que son gestionados bajo criterios de sostenibilidad, lo que equivale a un negocio de 23 trillones de dólares, que podría incrementarse en otros 12 trillones de dólares en los próximos años. Y aunque se tiende a pensar que la banca ética está reñida con la rentabilidad, desde Spainsif destacan el elevado rendimiento que obtienen este tipo de finanzas como uno de sus principales atractivos.

Otros factores que hacen interesantes las finanzas éticas serían la seguridad de que nuestro dinero no se usará para financiar el mercado armamentístico, o que tampoco acabará salpicado por escándalos de carácter social o medioambiental, como los protagonizados en los últimos tiempos por Volkswagen o Petrobras. Además, la inversión responsable se ha visto potenciada durante los últimos años con la aprobación por parte de la ONU de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de la que ya os hablé en otro artículo.

Hacia un inversor más concienciado

Se espera que las inversiones gestionadas bajo criterios ISR experimenten un fuerte impulso en los próximos años, bajo el impulso de la generación heredera de la del baby boom. Fundamentalmente, porque esta generación está constituida por los millennials, que tienen una fuerte sensibilidad medioambiental, y por el rol más activo que jugará la mujer (a la que suelen preocupar más este tipo de temas) en la gestión de las cuentas familiares.

También será necesario un papel más activo por parte de la Administración Pública para el empujón definitivo de la banca ética, al estilo Triodos Bank, y la inversión socialmente responsable. En este sentido, el capital semilla aportado por el Estado es el que suele permitir que los proyectos de ISR puedan ser escalables, de ahí su importancia. También jugará un papel esencial la seguridad jurídica, ya que actuaciones como la protagonizada por Donald Trump, al romper unilateralmente con el Acuerdo de París, no hacen ningún favor al impulso de unas finanzas basadas en la protección del planeta, la transparencia y los derechos de las personas.


Si eres un inversor privado, business angel o inversor corporativo puedo ayudarte a encontrar proyectos de impacto para invertir. Mi equipo y yo estamos especializados en inversiones de impacto medioambiental, impacto social e inversión responsable. Analizamos y estudiamos más de 300 empresas y proyectos al año a través de nuestros vehículos de inversión propios. Si necesitas más información, ponte en contacto conmigo a través del formulario de contacto.

Business Angel Advisor