El salario mixto y como extraer el talento a tus recursos humanos

Uno de los principales problemas que debe saber abordar el departamento de recursos humanos de una empresa es la captación y fidelización del talento. Es decir, no solo tenemos que saber captar a los mejores profesionales para nuestra compañía, sino que también debemos crearles un entorno profesional y unas condiciones laborales lo suficientemente atractivas para que decidan poner su talento al servicio de la empresa.

En otro artículo anterior ya traté la importancia del salario emocional y de su importancia en la gestión del talento. Sin embargo, en este me voy a centrar en la retribución económica.

Tipos de salario: Fijo, variable y mixto.

El salario fijo es el que ofrece la empresa al empleado por su trabajo independientemente del resultado que este obtenga. En España viene limitado y definido por el estatuto de los trabajadores y por los convenios sectoriales. Por ejemplo, el salario mínimo interprofesional en España se ha establecido en 707,70 euros mensuales en 14 pagas para el año 2017. Sin embargo, cualquier director de recursos humanos sabe que el talento hay que incentivarlo. Por eso, toda empresa que quiera disponer de profesionales de valía deberá implementar una política de remuneración variable en relación directa con la productividad.

Por todo esto, la mejor opción para estimular y extraer el talento de tus recursos humanos es combinar la retribución fija con primas que vayan en relación con los resultados que obtenga el empleado. Esto es lo que llamamos salario mixto.

Salario mixto. Gana más si produces más.

Hay varias modalidades de salario mixto que se utilizan para estimular el talento. No existe un método ideal de retribución salarial ideal, dependerá del tipo de empresa, estructura de la organización, etc. Sin embargo, las más habituales son las siguientes:

  • Salario Bedaux: Este método lo desarrolló el ingeniero francés Charles Bedaux. Básicamente se basa en calcular y medir unidades de trabajo. Por cada unidad el operario obtiene puntos. Si los puntos obtenidos se encuentran por encima del estándar medio de producción el operario obtiene una prima salarial por esos puntos “extra”.
  • Salario Halsey: El salario Halsey premia al empleado que ha participado en la economía del tiempo de su trabajo. Por ejemplo, si una tarea o labor necesita de un tiempo de ejecución de 10 horas por parte de un empleado, y este la realiza en un tiempo menor, el ahorro que supone para la empresa se compartirá con el trabajador mediante una prima salarial.
  • Salario Jeffter: En este salario, las primas que se cobran dependen de la productividad, sin embargo no mantienen una proporcionalidad directa. Se establecen unas metas u objetivos y en base a estos se establece la prima.
  • Salario Rowan: En este método de retribución el incentivo va desacelerándose a medida que aumenta la productividad. Existe una limitación: El salario nunca se podrá duplicar por las primas.

Si necesitas ayuda para gestionar tus recursos humanos o necesitas implementar una política retributiva adecuada con tus empleados, ponte en contacto conmigo a través del formulario de mi blog. Somos expertos en la gestión de talento.

Reportaje EL PAÍS

El salario mixto y como extraer el talento a tus recursos humanos
Valora este artículo