España prefiere el coche de empresa en propiedad

Hace algún tiempo ya os expliqué las principales diferencias existentes entre las dos fórmulas más habituales para disponer de coche de empresa sin necesidad de comprarlo: el renting y el leasing. Posteriormente, también apunté los aspectos que alejan al renting de las otras dos alternativas de alquiler de automóviles más extendidas: el carsharing y el rent a car.

Hoy hablaré de la principal razón por la que el renting o alquiler de vehículos a largo plazo es minoritario en España en comparación con otros países de nuestro entorno: la cultura de la propiedad está muy arraigada en nuestro país. Porque ocho de cada diez españoles ha comprado al menos una vivienda a lo largo de su vida, una cantidad que duplica a la de los alemanes que son propietarios de una casa y que también supera a la registrada en Reino Unido, donde la compra también predomina sobre el alquiler de vivienda en una proporción de 70% a 30%.

Escasa penetración del alquiler

Con el coche de empresa en España tradicionalmente ha sucedido algo similar. El 70% de las flotas están formadas por vehículos en propiedad, mientras que las fórmulas alternativas como el renting o el leasing apenas representan el 30% de las inversiones que realizan las compañías en materia de movilidad y el 17% de las matriculaciones totales que se realizan en nuestro país.

La situación es radicalmente distinta en otros lugares de nuestro entorno, especialmente, en los situados más al norte. Así, el renting ronda el 40% de las matriculaciones en Reino Unido y Holanda, el 35% en Bélgica y el 25% en Alemania o Francia. Para encontrar una penetración tan reducida como la existente en España hay que irse a otros países del sur de Europa (Italia o Grecia) y a los antiguos miembros del bloque comunista (Polonia, Rumanía, Bulgaria o Hungría).

leasing

Cambio de tendencia en 2013

En cualquier caso, la penetración del coche de empresa en régimen de alquiler evoluciona al alza en España desde la primera década de este siglo. La mayor cuota de mercado del renting se alcanzó en 2008, con 570.000 matriculaciones. Después llegó la crisis, que afectó tanto al alquiler a largo plazo como a los vehículos en propiedad, y la situación ha vuelto a cambiar a partir de 2013, coincidiendo con la recuperación de la economía española.

Para que el coche de empresa en propiedad continúe dejando paso al alquilado, las empresas de renting están esforzándose por abarcar nuevos segmentos de mercado. Así, los mayores crecimientos de los últimos años se han producido en los ámbitos de las pymes y los trabajadores autónomos, y el objetivo ahora es llegar al mercado de los particulares, aprovechando que la cultura del pago por uso cada vez está más extendida.

En Dipcom Corporate somos expertos en asesoría para empresas, por lo que también podemos ayudarte en todo lo relativo a la introducción de las fórmulas de financiación como el renting y el leasing en la política de movilidad de tu compañía. Puedes informarte sobre nuestros servicios a través de nuestro formulario de contacto

Valora este artículo