Apptivismo: las apps al servicio de la inclusión social

La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a usar las aplicaciones móviles para comunicarnos con nuestros conocidos (WhatsApp, Telegram…), conectar con amigos o compañeros de trabajo (Facebook, Twitter, LinkedIn…), engancharnos a algún juego (Candy Crush, Pokémon Go…) e incluso llevar a cabo otras muchas tareas que dependen de los hábitos de cada uno (desde ver la información del tiempo a leer la prensa digital, pasando por tomarnos el ritmo cardíaco cuando entrenamos o saber dónde estamos a través del GPS).

Sin embargo, el mundo de las apps también cuenta con un enorme potencial en materia de inclusión social que muchos emprendedores y startup están empezando a explotar. Y precisamente a este asunto se dedicó el último encuentro de Google Campus celebrado esta misma semana en Madrid, titulado Android For Inclusion. El objetivo no era otro que dar cuenta de algunos de los últimos desarrollos tecnológicos en materia de aplicaciones que están ayudando a mejorar la vida de los colectivos más vulnerables y favoreciendo su inclusión.

apps

Apps contra la violencia machista y el bullying

Entre las muchas aplicaciones móviles que se dieron a conocer durante el encuentro me llamaron la atención dos, destinadas a ayudar a las víctimas de violencia de género y de acoso escolar. La primera, YgualeX, ofrece a las mujeres maltratadas la posibilidad de acceder a todo tipo de información sobre esta lacra, además de contactar a través de un chat con psicólogos y otros profesionales especializados y de compartir sus testimonios con otras víctimas.

El funcionamiento de B-Resol es similar, aunque en su caso tiene como público objetivo a las víctimas de bullying. Para ayudar a la inclusión de estos niños, la app les permite realizar denuncias desde el móvil y comunicarse con expertos en la materia. De momento, sus responsables ya han alcanzado un acuerdo con la Generalitat de Catalunya que les ha permitido implantar la herramienta en una decena de colegios de la región.

Soluciones para la diversidad funcional

Al margen de apps relativamente sencillas, como las descritas anteriormente, en el encuentro organizado por Google Campus también se mostraron startup con soluciones tecnológicas más sofisticadas, destinadas a hacer más fácil la vida de las personas que padecen algún tipo de discapacidad. Por ejemplo, Visualfy es una herramienta domótica dirigida a las personas con problemas de audición, que emite alertas visuales a través del móvil o la smart tv para avisar al usuario de que su bebé está llorando o de que hay alguien llamando al timbre.

Otra de las herramientas presentadas fue Geo.band, una pulsera inteligente que permite tener siempre localizados a nuestros ancianos, pero también a otros colectivos que puedan necesitar de una atención constante, como niños o incluso mascotas. Y sin salir del ámbito de los wearables (que favorecen la inclusión porque pasan desapercibidos en el cuerpo de los usuarios), los responsables de Taimun Watch mostraron la forma en la que este reloj puede calmar a través de ejercicios visuales a quienes sufran subidas excesivas en su frecuencia cardíaca.

Si estás pensando en poner en marcha una startup de inclusión social o de cualquier otro tipo de inversión de impacto y necesitas que te echemos una mano, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto de Dipcom Corporate. Te asesoramos a través de un programa de aceleración en el que también te ayudamos en la búsqueda de financiación.

Apptivismo: las apps al servicio de la inclusión social
Valora este artículo