¿Por qué falla el concurso de acreedores?

A lo largo de los últimos dos años he escrito varios artículos sobre el funcionamiento y la finalidad del concurso de acreedores. En nuestro despacho abordamos con éxito la mayoría de ellos, aunque la realidad nacional es muy diferente, la tasa de éxito es muy pequeña. El 92% de los concursos fracasan y acaban en liquidación. Pero, ¿Cuáles son las razones por la que hay una mortalidad tan elevada en estos procesos?. Según mi experiencia, estas son las principales razones:

Comunicación tardía del concurso de acreedores

El empresario normalmente concursa tarde y mal. Esta es una de las causas fundamentales de la alta tasa de fracaso. El administrador de la empresa tiene que coger el  “toro por los cuernos” de forma ágil y contundente. Hay que tomar decisiones rápidas en el mismo momento en el que se empiecen a notar tensiones de tesorería generalizadas y se detecten los primeros problemas financieros. Cuanto antes abordemos el proceso concursal mucho mayores las posibilidades de éxito.

No perjudiques tu imagen comercial.

El concurso de acreedores destroza la imagen comercial del concursado. Dependiendo del sector las ventas suelen caer entre un 30 y un 70% durante todo el proceso concursal. Sin embargo, el artículo 5 bis de la Ley Concursal prevé una figura previa al concurso de acreedores que se llama preconcurso y que permite iniciar un periodo de negociación de tres meses con acreedores. En el preconcurso no existe la obligación legal de publicitarlo en el BOE. A la postre, significa que si llevamos las negociaciones con suficiente discreción, los clientes no tienen por qué conocer la situación financiera de tu empresa.

ley-concursal

Los costes del proceso son elevados.

Este tema ya lo he tratado en otros artículos del blog. Las tarifas de los administradores concursales, abogados y economistas son muy elevadas. Por esta razón, para gestionar este proceso hay que buscar a un equipo multidisciplinar (letrado + economistas) que puedan proporcionarte un buen servicio pero a un coste ajustado. No siempre es fácil encontrar “bueno y barato”, sin embargo somos bastantes los profesionales que ofrecemos un buen servicio a precio razonable.

Ofrece al máximo apoyo al administrador concursal y al juez de lo mercantil.

En España, los administradores concursales y los magistrados están a falta de medios materiales y humanos. Normalmente los administradores atienden a la vez más de un proceso concursal. Si queremos tener éxito, el equipo de economistas y abogados que contratemos deberá servir de apoyo al administrador y al juzgado mercantil.

La ley concursal no ayuda mucho.

La ley concursal vigente en la actualidad no ha sido eficaz. Prueba de esto es que desde el 2003 la ley ha sufrido cambios, modificaciones, añadidos y reformas. Sin embargo, el pasado marzo, se aprobó la propuesta de un texto refundido de la ley concursal que aporta un poco de esperanza. En esta última reforma por fin son tratadas con cierta profundidad algunas de las lagunas que tenía la ley.

Si tu empresa se encuentra en un momento delicado y necesitas asesoramiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te adjunto un breve folleto en PDF donde explico nuestras principales líneas de actuación en la gestión de crisis. Gestión de Crisis empresarial. Como te puedo ayudar.