Las Socimi reactivan el mercado inmobiliario español

Hace varias semanas os hablé del impacto que está teniendo el auge de las plataformas de arrendamiento vacacional (tipo Airbnb) en la burbuja que empieza a experimentar el mercado español del alquiler de vivienda. Pues bien, hoy os hablaré del otro actor que más ha contribuido a dinamizar el mercado inmobiliario español durante los últimos tres años: las Sociedades Cotizadas de Inversión Inmobiliaria, más conocidas como Socimi.

Este tipo de compañías nacieron bajo el impulso del último Gobierno socialista, que en 2009 aprobó la primera norma que regulaba su funcionamiento. La idea era introducir en el mercado inmobiliario español una figura similar al Reit (Real Estate Investment Trust) estadounidense, que destacaran por transparencia, con el objetivo de profesionalizar un negocio que por aquella época continuaba lastrado por el estallido de la burbuja inmobiliaria y los excesos cometidos por las cajas de ahorros durante los años previos a la crisis.

Dificultades para despegar

Lo cierto es que los inversores apenas prestaron atención a las Socimi en un primer momento, lo que convirtió su lanzamiento en un rotundo fracaso (de hecho, no se creó ninguna Socimi en 2009, 2010 y 2011). La situación cambió sustancialmente a finales de 2012, cuando el primer Gobierno de Rajoy introdujo una serie de cambios en la legislación relativa a las Socimi con el objetivo de hacerlas más flexibles y, por tanto, más atractivas para la inversión (por ejemplo, no pagan el Impuesto de Sociedades y no tienen ningún límite de endeudamiento).

Esta vez la respuesta del mercado inmobiliario español sí que fue positiva, hasta el punto de que en 2013 irrumpieron en el sector las primeras Socimi. Se trataba de compañías dedicadas a la compra, promoción y rehabilitación de inmuebles destinados al alquiler, que tienen entre sus peculiaridades la necesidad de cotizar en Bolsa, contar con un capital mínimo de 5 millones de euros, dedicar los activos al arrendamiento durante un mínimo de tres años o repartir, al menos, el 80% de su beneficio anual entre sus accionistas en forma de dividendos.

Las reinas de la fiesta

En los últimos años, las Socimi no solo se han consolidado como actores esenciales para la recuperación del mercado inmobiliario español, sino que algunas de ellas incluso se han situado entre las compañías más poderosas del país. El ejemplo más claro es Merlin Properties, una Socimi especializada en el alquiler de oficinas, locales comerciales, instalaciones logísticas y grandes superficies comerciales: se trata de la única que actualmente cotiza en el Ibex 35 y en 2016 obtuvo un beneficio de 582,6 millones de euros, un 1.087% más que  el año anterior.

Tal es la bonanza que viven actualmente las Socimi que se espera que a lo largo de 2017 irrumpan en el mercado más de 35 compañías de este tipo. De momento, ya son más de 25 las que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y otras cuatro en el mercado continuo: la citada Merlin Properties, cuyos principales accionistas son Santander, BBVA y Banco Popular, pero también Lar España (que fue la primera Socimi creada en España), Hispania y Axiare.

socimi

Mucho más que una moda pasajera

Los expertos en el sector de la vivienda coinciden en que el boom de las Socimi no responde a una moda pasajera, sino que este tipo de sociedades han llegado al mercado para quedarse. Así lo demostraría, por ejemplo, que una compañía como General de Galerías Comerciales (GGC), cuyos activos en grandes superficies comerciales rondan los 2.000 millones de euros de valoración, haya decidido convertirse en Socimi en los últimos tiempos.

Se espera que estas empresas sigan jugando un papel protagonista en el negocio del ladrillo en el corto y medio plazo, aunque tal vez experimenten algunos cambios. Por ejemplo, hay quien augura una tendencia a la concentración en menos Socimi pero de mayor tamaño, mientras que otros pronostican una especialización por segmentos, de modo que unas se dedicarán al negocio hotelero, otras al comercial, otras al logístico y otras al residencial.

Las Socimi reactivan el mercado inmobiliario español
5 (100%) 1 vote