Cosas que debes saber al hacer tu Declaración de la Renta

Mañana, 5 de abril, se abre el plazo para que los contribuyentes españoles ajustemos nuestras cuentas con Hacienda a través del pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Será también en esta Declaración de la Renta (correspondiente al ejercicio 2016) cuando tendrán impacto la totalidad de los cambios introducidos en la última reforma fiscal de 2015, que en algunos casos ya empezaron a funcionar el año pasado.

En este sentido, el cambio más importante de la Declaración de la Renta de este año será la desaparición definitiva del Programa Padre y la universalización de su sucesor, el servicio online Renta WEB. La mayoría de los contribuyentes españoles asalariados ya pudieron utilizar este nuevo servicio el año pasado, con excepción de las personas físicas que declararon actividades económicas, es decir, los autónomos y emprendedores.

¿Qué es y cómo funciona Renta WEB?

Se trata de un servicio virtual que permite que todos los contribuyentes podamos obtener el Borrador de nuestra Declaración de la Renta, algo que hasta el año pasado solo era posible para quienes no tenían que declarar ninguna actividad económica. En este sentido, los ciudadanos solo tendremos que identificarnos en la página web de la Agencia Tributaria con nuestro DNI electrónico, certificado digital, Clave PIN o número de referencia y descargarnos los datos fiscales que se puedan trasladar directamente a Renta WEB.

Al contrario de lo que sucedía hasta el ejercicio pasado, la ausencia de alguna información no nos obligará a pedir cita en las oficinas de Hacienda para terminar la Declaración de forma presencial, sino que podremos concluir el proceso desde el propio sistema Renta WEB (y a través de cualquier tipo de dispositivo móvil u ordenador). Para ello, solo tendremos que contestar algunas preguntas y aportar los datos adicionales para completar la información fiscal que todavía no se encontraba en poder del fisco.

Fechas a tener en cuenta

La Campaña del IRPF comienza el 5 de abril, que es cuando nos podremos descargar el Borrador, y concluirá el 30 de junio, último día para presentar tanto el Borrador como la Declaración de la Renta. Por su parte, el plazo para que se inicien las devoluciones arrancará 48 horas después del comienzo de la campaña, es decir, el 7 de abril.

Si el resultado de la Declaración es favorable para el contribuyente, la Administración dispondrá de 6 meses para efectuar el pago, plazo que empezará a contar el 30 de junio de 2017 (y, por tanto, se extenderá hasta el 30 de diciembre). Si pasado ese periodo no hemos recibido la devolución, Hacienda estará obligada a abonarla con intereses de demora. Y si nos sale a pagar y queremos domiciliar el pago, el plazo para hacerlo finaliza el 26 de junio.

Quienes prefieran contar con el asesoramiento de los profesionales tributarios en lugar de cumplimentar la Declaración de la Renta a través del servicio Renta WEB tendrán que esperar hasta el 4 de mayo para solicitar fecha previa por teléfono o la página web de Hacienda (pudiendo hacerlo hasta el 29 de junio como fecha límite). A su vez, el 7 de mayo se empezarán a presentar las Declaraciones de forma presencial en las oficinas de la AEAT.

hacienda