El teléfono móvil en cifras: Conquistando nuestra vida y ocio

El protagonismo del teléfono móvil en la vida diaria de los españoles es ya indiscutible y cada vez abarca más ámbitos. En este sentido, el smartphone se ha convertido en el punto de acceso a Internet más utilizado, constituye la principal inversión en materia tecnológica y es, también, la herramienta preferida para comunicarse o entretenerse.

Esta es la principal conclusión de la última oleada sobre ’Las TIC en los hogares españoles’, correspondiente al tercer trimestre de 2016, elaborada por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI), dependiente del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. Las otras dos tendencias que se observan en el estudio son el crecimiento de la televisión de pago y el mayor uso de la administración electrónica.

Distribución del gasto en tecnología

Según el estudio de ONTSI, 9 de cada 10 españoles tiene teléfono móvil, mientras que solo algo más de la mitad de la población dispone de un ordenador portátil. Además, de los 2.900 millones invertidos en dispositivos tecnológicos por los hogares durante el tercer trimestre del año pasado, casi la mitad (1.400 millones) se destinaron a la telefonía móvil (ya fuese a la adquisición de un terminal o al pago de las cuotas relacionadas con el consumo de voz y datos).

Por todo ello, de los 63,9 euros que gastan los hogares españoles de media en tecnología, casi la mitad (más de 31 euros) guardan relación con los teléfonos móviles de sus miembros. Le sigue la televisión de pago (con 19 euros), gracias al crecimiento que ha experimentado durante los últimos tiempos bajo la fórmula de la contratación conjunta (a través de ofertas que aúnan fijo, internet, televisión y, en algunos casos, móvil). El desarrollo de esta opción de ocio es lenta pero segura (está presente en 4 de cada 10 viviendas), mientras que la suscripción a servicios de vídeo en streaming como Netflix aún se limita a un 5,3% de los hogares.

smartphones

Conexión y comunicación

La supremacía del teléfono móvil es ya indiscutible a la hora de acceder a internet. Según el estudio, lo utilizan el 81% de los españoles que se conectan diariamente a la red, mientras que el ordenador apenas es usado para este propósito por la mitad de la población y la tableta, por el 32%. En este sentido, los smartphones Android son mayoritarios en nuestro país, ya que suponen el 80% del mercado y cuentan con una enorme distancia sobre el iPhone de Apple.

Los datos de ONTSI también corroboran que el teléfono móvil cada vez se utiliza para hacer más tareas. Obviamente, las llamadas de voz constituyen el principal uso (dos de cada tres usuarios), mientras que los SMS se han convertido en una especie en peligro de extinción (a pesar de que muchas operadoras los regalan). Por su parte, las formas de comunicación online siguen extendiéndose, de modo que el 75% de usuarios de smartphones envía e-mails desde estos dispositivos, el 71,5% usa servicios de mensajería instantánea (WhatsApp es líder indiscutible), el 63% habla con sus contactos a través de las redes sociales, el 30% se comunica vía Twitter y otras herramientas de microblogging y el 20% realiza llamadas VoIP.

Entretenimiento y gestiones

Otra de las principales conclusiones del estudio es que casi la mitad de los usuarios de smartphones se descarga habitualmente aplicaciones. Aquí dominan claramente las de entretenimiento, ya que el 80% se descarga apps de vídeo tipo YouTube, el 59% busca juegos como Pokémon Go y el 41% utiliza plataformas musicales como Spotify.

Por último, conviene destacar la progresiva expansión de la administración electrónica, ya que el 37% de los españoles recurren habitualmente a servicios como la realización de trámites a través de la web o la descarga de formularios (actividades que, en este caso, se realizan mayoritariamente a través del ordenador). Y el mayor avance se observa en la Declaración de la Renta online, una opción que ya utilizan 4 de cada 10 contribuyentes españoles.

El teléfono móvil en cifras: Conquistando nuestra vida y ocio
Valora este artículo