¿Conoces las ventajas de presentar un preconcurso de acreedores?

El preconcurso de acreedores es un mecanismo clave para dar un tiempo extra a las compañías que se encuentran con dificultades de tesorería, al tiempo que les permite negociar con sus acreedores sin dañar su imagen pública.

Son muy variadas las causas que pueden llevar a una empresa a una situación de dificultad económica en la que solicitar un preconcurso. Cada caso es un mundo y requiere ser analizado en detalle. Pero si algo tienen en común la mayoría de empresas que se acogen a este proceso es su objetivo principal: la supervivencia  y continuidad de la compañía y de su actividad.

¿En qué consiste  exactamente y por qué puede ser positivo?

El preconcurso es una figura previa al concurso de acreedores, regulada por el artículo 5 bis de la Ley Concursal. Una empresa en insolvencia puede poner en conocimiento del juzgado que ha iniciado negociaciones con sus acreedores para alcanzar un acuerdo de refinanciación. Esto implica tres meses de negociación con los acreedores más otro mes para comunicar si no se logra un acuerdo. Algunas de las ventajas de solicitar un preconcurso a tiempo son las siguientes:

preconcurso de acreedores

-La primera y más importante es que no altera nuestra  actividad. Lo que se conoce como business as usual.  En principio, no supone ningún cambio en la actividad ordinaria de la compañía y mantiene con todas sus facultades a sus órganos de administración y de dirección. El administrador, es decir, el que se encarga de tomar las decisiones, sigue siendo el mismo y no se va a ver interferido por el administrador concursal.

-Se paralizan los embargos y acciones judiciales contra bienes y derechos que resulten necesarios para la actividad. En el preconcurso no podrán iniciarse ejecuciones judiciales o extrajudiciales de bienes o derechos. Si por ejemplo, tu empresa ha sufrido el embargo de un bien necesario para su actividad a cargo de alguno de sus acreedores, puede impedir la ejecución del embargo gracias a comunicación de preconcurso al juzgado.

-El preconcurso de acreedores no se hace público. No se publica en el BOE, por lo que no daña la imagen de la compañía ni le hará perder clientes. En este caso, sólo tendrán constancia los acreedores estrictamente necesarios. De acuerdo con La Ley Concursal, si el deudor solicita expresamente el carácter “reservado” de la comunicación de negociaciones,”no se ordenará la publicación del extracto de la resolución” en el Registro Público Concursal.

-El preconcurso se suele pedir para evitar el concurso. Sin embargo, si nuestra situación así lo requiere, también se puede solicitar para lograr una propuesta anticipada de convenio y así agilizar el procedimiento concursal en caso de producirse.

Ahora que lo tienes claro…¿en quién confiar?

Antes de solicitar ayuda profesional, ten en cuenta estos factores:

  • La presentación y la gestión estratégica del preconcurso de acreedores requiere de experiencia por parte del equipo que lo plantea.
  • El éxito de la negociación se supedita a la elaboración de un plan de viabilidad que ofrezca credibilidad al plan de pagos, cuya aceptación se solicita a los acreedores. Este debe ser el punto de partida de toda consultora que te acompañe en el proceso.
  • Es extremadamente importante coordinar las acciones y sus tiempos de aplicación de manera muy precisa. Hay que ser rápidos y eficientes.
  • Necesitas un equipo de economistas y abogados que se encarguen de trazar el llamado plan de salvamento. No sólo han de ser buenos gestores, también han de ser buenos negociadores, capaces de remontar la empresa y evitar su liquidación.
  • Hay muchas consultoras que se aprovechan de la situación de vulnerabilidad de los empresarios  y aprovechan para imponer tarifas desorbitadas. No caigas. Un preconcurso no tiene porque costarte un dineral.

Si aunamos todas estas características, no es sorprendente que lleguemos directos a DIPCOM CORPORATE. En nuestra consultora no sólo contamos con un equipo de profesionales con años de experiencia. También garantizamos una política low cost, en todos nuestros servicios. Si estamos llevando el proceso de reestructuración de la compañía, no cobra nada por la presentación del preconcurso por parte de nuestros letrados en los juzgados.

Si quieres saber, no dudes en consultar el siguiente documento y el posterior video: Gestión de Crisis en tu empresa. Como te puedo ayudar.

Valoración artículo
5 / 5 (5 votos)