El precio del concurso de acreedores

Existen muchos mitos alrededor del precio del concurso de acreedores. Uno de los principales es que para ser ser realmente efectivo debe costar una fortuna. Resulta cuanto menos paradójico que una empresa con dificultades para pagar sus deudas se encuentre aún con más obstáculos a la hora de presentar un concurso de acreedores para solventar la situación. ¿Es eso razonable? Desde luego que no. Hay que ponerle las cosas fáciles a las compañías en situación de crisis.

El precio del concurso de acreedores. Un negocio lucrativo

La administración concursal y la asesoría legal se han convertido en un negocio muy lucrativo para muchos abogados, sobre todo a raíz de la crisis de 2008. Las tarifas de los diferentes colegios de abogados de España están por las nubes y sobre todo cuando ponen precio al concurso de acreedores.

Cuando le preguntas a una empresario en situación de insolvencia por qué no ha solicitado el concurso, la respuesta mayoritaria es el elevado precio del mismo. Y es que, como es natural, el primer compromiso tras solicitar el concurso voluntario es garantizar que el equipo de profesionales que intervienen (administradores concursales, auditores de cuentas, abogados, procuradores, etc.) cobre sus honorarios. De lo contrario, podría darse una declaración  de insolvencia sobrevenida de la empresa. Hasta aquí todo correcto. Mi pregunta es, ¿Por qué el precio del concurso de acreedores no está al alcance de la mayoría de empresas?

Que no te desaliente el coste del proceso

La elevada cuantía de estos procesos no puede desalentar a una empresa a la hora de presentar un concurso de acreedores voluntario. Si bien en otras áreas de la gestión de crisis los servicios a bajo precio son cada vez más comunes, es más difícil encontrar un buen precio en un concurso de acreedores. Aún prevalecen lobbies que establece unas tarifas excesivamente altas. Esto perjudica a los empresarios. Y también a los acreedores. Es sabido que la mayoría de concursos fallan por una razón: se ejecutan tarde. Muy tarde. Cuando ya no hay nada que hacer. ¿Y por qué se ejecutan tarde? Porque las empresas se frenan al ver los precios. ¿No sería mejor incentivar a las sociedades que tienen dificultad para hacer frente a sus deudas, para presentarlo? ¿No sería mejor ofrecer concursos de acreedores low cost para pequeñas y medianas empresas?

Se ágil en la presentación y busca buenos gestores

Son muchas las ventajas de presentar un concurso de acreedores a tiempo, pero, insisto, no es posible con un proceso tan costoso. Entre ellas, las demandas interpuestas por acreedores contra la empresa se paralizan y no caben nuevas demandas; también se produce la paralización de embargo y el empresario evita hacer frente a las deudas con su patrimonio personal. Y es que no podemos olvidar que la  finalidad del concurso es la continuidad de la empresa. Además, la declaración de concurso no tiene porqué interrumpir la actividad empresarial.

Lo importante, además de hacerlo a tiempo, es que lo hagan buenos gestores. Los expertos encargados de llevar a cabo el proceso de renegociar las deuda con los acreedores han de saber pactar y tener contrastada experiencia. Hay que poner todos los esfuerzos y todas las energías en ello. En esta situación, deben ser capaces de aplicar quitas, esto es, reducción de la deuda, o esperas, renegociación de los plazos, para alargar  la deuda en el tiempo.

Dipcom Corporate. Precio del concurso de acreedores asequible

En Dipcom Corporate lo ponemos fácil. Ofrecemos una gestión óptima del concurso de acreedores a un precio asequible. Nuestro despacho presta asistencia de expertos independientes en la gestión de procesos administrativos de crisis, en preconcurso y concurso de acreedores a precios low cost. Nuestras tarifas son hasta un 75% inferiores a las oficiales en estos procesos legales. No hay pagos excesivos antes, no hay pagos excesivos después. No es casualidad que tengamos un altísimo porcentaje de éxito en todos los procesos de reflotamiento o reestructuración en los que nos implicamos. Abordamos todas las áreas y negociamos de forma directa  con los acreedores y todas las partes implicadas en el concurso para remontar la empresa y evitar su liquidación. Nos centramos en la salvaguarda y protección del patrimonio personal de los administradores, así como en la refinanciación y reestructuración de deuda y el reflotamiento de la empresa.

Para más información sobre el precio del concurso de acreedores con nosotros no dudes en llamarme o ponerte en contacto a través del formulario de este blog. Además te puedo dar un primer asesoramiento inicial sin compromiso ni coste alguno.

Dipcom Corporate, expertos en reestructuración empresarial

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores