7 claves para proteger tu patrimonio personal

Rear view of businessman protecting little sprout with umbrella

Independientemente de si tu empresa goza o no de buena salud, si eres el titular o administrador de una actividad empresarial debes conocer al detalle los mecanismos para proteger tu patrimonio personal y familiar. A continuación, presento algunos consejos a tener en cuenta, siempre dentro del ámbito de la legalidad.

protect-assets1-edit

1. Hazte con un seguro de responsabilidad civil. Como autónomo respondes con tu patrimonio ante cualquier problema profesional. Por tanto,  antes de empezar tu andadura  debes contratar un seguro de Responsabilidad Civil de Administradores y Directivos, o seguro D&O (directors and officers). Puedes encontrar distintos tipos según tus particularidades y necesidades concretas. Si puedes permitírtelo (es una inversión que merece la pena) también resulta conveniente tener otros seguros ligados a la actividad tales como seguro de convenio colectivo para los trabajadores, seguro del local de negocio o seguro de incapacidad temporal para autónomos, por ejemplo.

2.Crea una sociedad limitada. Si llevas ya un tiempo como autónomo y tu empresa está creciendo lo mejor que puedes hacer es crear una S.L y así limitar tu responsabilidad. Siempre que haya riesgo, la sociedad limitada nos ayuda a prevenirlo. Esto no quiere decir que sea la panacea, como muchas veces se cree. No protege el patrimonio al 100%, por supuesto, pero lo bueno es que cuando una SL contrae deudas cuenta con un patrimonio para responder. En pocas palabras, la responsabilidad económica del empresario se reduce al capital y los bienes de la empresa,  no al suyo propio.

3.Cuenta con asesoramiento jurídico. Con el objetivo de conocer exactamente los riesgos que se corren al constituir una u otra sociedad, es aconsejable contar con asesoramiento jurídico desde el principio No se trata simplemente de poner un cortafuegos alrededor de nuestras finanzas personales. Hay que conocer y prever los peores escenarios.

4.Separa actividades empresariales según el nivel de riesgo. Debemos intentar que cada sociedad, según la actividad empresarial que desarrolle, esté individualizada respecto de las demás. Es fundamental separar actividades empresariales con distinto nivel de riesgo, de esta forma evitaremos que la sociedad que más se expone por su actividad comercial pueda perjudicar el normal funcionamiento de una sociedad.

5.Crea sucursales. Esto te interesa si tu actividad empresarial no sólo se reduce a España, sino que también cuentas con negocios en el extranjero. En ese caso deberías empezar a pensar en crear sociedades y sucursales en los países de destino teniendo en cuenta la legislación local (mercantil y fiscal).

6.Considera la separación de bienes. Si nuestra pareja está de acuerdo, con las capitulaciones matrimoniales previas al enlace, o separación de bienes posterior podemos protegernos. Los bienes cuya titularidad esté asignada al cónyuge (vivienda habitual, vehículo…) o aquellos heredados no pueden embargarse en ninguno de los casos. Es cierto que los bienes cuya titularidad sea el empresario o administrador están en riesgo, pero éste disminuye notablemente. Eso sí, debe hacerse de forma legal y con asesoramiento, ya que, si nos desprendemos de forma fraudulenta  de los bienes con los que debería hacer frente al pago de las deudas caemos en el riesgo de incurrir en un delito de alzamiento de bienes.

7.Si pides un préstamo, hazlo sin aval. Esto eso es, dar el dinero sobre proyecto, no sobre patrimonio.

En cualquier caso, si estas medidas no son suficientes y nuestra empresa está en riesgo de concurso de acreedores es aconsejable buscar asesoramiento de expertos tan pronto como sea posible. Siempre que exista una posibilidad real de que el negocio  sobreviva a sus actuales dificultades financieras y pueda volver a ser rentable, un experto podría ayudarle a llegar a un acuerdo voluntario con los acreedores.

En DIPCOM CORPORATE nos dedicamos a comprender, asesorar y resolver las complejidades que comportan los procesos de crisis, al objeto de buscar una salida óptima, tomando en consideración las circunstancias y necesidades de cada compañía. Para más información sobre este y otros temas relacionados con reflotamiento de empresas puedes consultar nuestro anexo.

Documento anexo: Gestión de Crisis en tu empresa. Como te puedo ayudar.