¿Cómo conseguir que tu marca personal tenga éxito?

Para tener presencia en el mundo de los negocios hoy en día la clave es ser el director de la marca llamada TÚ. Tom Peters autor de “En busca de la excelencia”.

Los llamados “influencers”, aquellas personas que nos inspiran, cuyos perfiles seguimos de forma entusiasta en redes sociales y cuyas opiniones nos interesa conocer, no se crean de la noche a la mañana. Construir una marca personal requiere tiempo y esfuerzo. Mucho más de lo que se ve de puertas para afuera, sin duda. Puede que tengas talento pero si no eres capaz de explotarlo y que los demás lo vean, todo  quedará en agua de borrajas. La autopromoción es cada vez más necesaria a medida que avanzamos en nuestra profesión. Es fundamental, no solo para aquellos que están buscando empleo-está de más decir que ha desbancado al cv- sino también  para aquellos que quieran destacar en su sector.

índice

Si estás pensando en ganar visibilidad y crear tu propia marca personal, lo primero es preguntarte, ¿Qué vas a ofrecer? ¿Cómo lo vas  a contar? ¿A quién va dirigido? ¿Qué plataformas vas a usar? ¿Cómo medir si funciona o no?

Os cuento brevemente mi caso, soy CEO de Dipcom Corporate y hace más de un año me lancé con este blog. Tenía claro los temas que quería tratar, sobre todo relacionados con gestión de crisis e interim management. El abanico ha terminado por ser mucho más amplio, intercalando temas especializados de mi sector con noticias de actualidad y oportunidades de inversión para pymes, startups y autónomos. También analizo la actualidad económica en varios medios digitales y mantengo mis redes sociales activas. En mi caso, no se trata sólo de promover una marca sino de poder solucionar dudas y proporcionar información detallada para empresas que la necesiten. Por supuesto, se trata de disfrutar del camino y nunca sentir que estamos ante una obligación. Puede que vosotros tengáis otras motivaciones, como por ejemplo relanzar vuestras carreras como freelancers o expandir vuestro campo de clientes. La motivaciones para crear una marca personal pueden ser muy variadas, pero los consejos son válidos para cualquier propósito.

Tú eres el producto. Eres el CEO de una marca llamada tú. Tu objetivo es darla a conocer. Para ello, has de crear un plan de marketing. Definir cómo quieres que tu marca sea percibida. Pregúntate, ¿qué te gustaría que los lectores asocien a tu nombre? ¿qué cualidades generales están vinculadas a tu marca? ¿Hay alguna materia en la que crees que puedes ser considerado experto? Una vez  tengas las respuestas, puedes empezar una estrategia para lanzar tu marca personal. No porque exista una estrategia significa que todo debe estar medido al milímetro o seguir un patrón cuadriculado. Tal como señalaban recientemente en Forbes, la autenticidad es la clave en la era digital. Eso sí,  recuerda que cada tweet, cada post, cada palabra cuenta. Antes de dar al click, piensa dos veces. No escribas cosas de las que te puedas arrepentir.

Crea tu propia página web, blog o canal de youtube. Tener una página web propia es la principal manera de darte a conocer y de que tu nombre aparezca en los motores de búsqueda. No tienes porqué crear todo el contenido de golpe. En un principio puede incluir tu biografía y los links a tus redes sociales. Poco a poco, puedes ir ampliándola. Si tienes un blog, intenta escribir al menos un artículo por semana. Y a la larga empieza a trabajar el SEO, para que pueda llegar a la mayor gente posible. Si lo tuyo es el ámbito audiovisual, apuesta por diferenciarte y ofrecer un contenido innovador.

Audita tu presencia online. Una vez tenemos la web hay que monitorizarla. No puedes moldear la percepción de tu marca sin primero conocer en qué punto estás.  Crea alertas en google, con tu nombre para medir cual es tu presencia, quién habla de ti y con qué frecuencia. ¿Tienes un nombre bastante común? Considera usar tus iniciales, por ejemplo.

Prima la calidad sobre cantidad. No basta con generar ruido. Hay que aportar valor añadido. Esta es la única forma de que los lectores se suscriban y te consideren una referencia. Puedes copiar y pegar 20 posts al día con titulares llamativos para aumentar tus visitas, pero no vas a ser respetado. Recuerda, lo importante es crear una marca solvente y creíble.

Busca personas que puedan ayudarte a expandir tu marca.  Date a conocer y colabora con gente influyente en el ámbito que quieras destacar. Sé activo en grupos de Linkedin, grupos de tu unversidad, de expertos del sector y acude a conferencias o a eventos de networking. En definitiva, déjate ver.

En unos meses, verás los resultados.  Comprobarás si tu estrategia  está funcionando, por ejemplo, en una evolución creciente en medios sociales, propuestas de trabajo, invitaciones a charlas… en este caso, tú mismo te habrás convertido en un “influencer”.