10 claves para controlar el flujo de caja

Las empresas nacen y mueren por la tesorería, en DIPCOM CORPORATE, SL lo sabemos muy bien. Mantener el cashflow, en un período dado, equilibrado es clave. Por eso aquí os dejo algunos consejos que pueden ayudaros a mantener un flujo de caja saneado y a no quedaros sin efectivo.

1.Planifica. Como todo en la vida, se trata de organizarse. Ni más ni menos. Un pronóstico del flujo de caja a 12 meses es muy recomendable, especialmente para las empresas en una etapa de crecimiento. También es necesario hacer un pronóstico a corto plazo, semana a semana, para no llevarse sorpresas.

2.Si el flujo de caja es negativo, no esperes al último momento para solucionarlo. Toma medidas. Un primer paso es revisar la forma de administrar tus cuentas a pagar y a cobrar, tu inventario y condiciones de crédito. Busca los patrones que conducen al flujo de caja negativo, como por ejemplo la compra de más inventario del que puedes vender o el extender el crédito a los clientes que pagan siempre tarde.

3.Evita los morosos (en la media de los posible). España duplica el ratio de impagos y morosidad con respecto al resto de países de la Unión Europea. Los mayores damnificados son las Pymes y autónomos, que pueden ver lastrada su evolución, frenada su actividad e, incluso, verse obligados al cierre. Para evitar esto es importante especificar la forma de pago de manera clara desde el principio. Así no habrá ningún tipo de confusión.

4.Se estricto con las condiciones de crédito. Extender el crédito a clientes que se retrasan de forma sistemática casi siempre conduce problemas en la caja. Intenta renegociar los términos con los clientes existentes que se retrasan y establecer condiciones más estrictas para los nuevos. Para tener una garantía puedes pedir depósitos o pago parcial por adelantado para compra de materiales o inventario.

5.Negocia con tus proveedores la fecha de los pagos. Si tienes que pagar a todos tus proveedores al mismo tiempo, lo más probable es que acabes con un flujo de caja negativo. Intenta hablar con ellos para espaciar los pagos entre unos y otros. Mantén buena relación con tus proveedores y seguro que te echan una mano en lo que puedan.

6. Intenta no depender de un único proveedor. Puedes ahorrar dinero si operas con varios proveedores. Evalúa cuidadosamente en qué casos debes pagar por servicios agregados y cuándo puedes ahorrar dinero al pagar el precio de productos básicos.

7.Utiliza softwares a través de los cuales puedas llevar la contabilidad de tu empresa. Las nuevas herramientas tecnológicas pueden ayudarnos a controlar el flujo de caja y permiten construir una mejor previsión. Existen innumerables aplicaciones que te permiten poder consultar los Flujo de Caja en tiempo real, importar automáticamente transacciones financieras, crear y enviar automáticamente las facturas y recibir pagos en Internet.

8.Las previsiones pueden ayudarte en tu toma de decisiones. Prevenir los colapsos en los flujos de caja nos ayudará a responder a preguntas del tipo: ¿cuánto mercadería podemos comprar? ¿Podemos comprar al contado o es necesario solicitar crédito? ¿Podemos pagar las deudas en su fecha de vencimiento o debemos pedir una refinanciación? ¿Nos conviene utilizar el excedente de tesorería en otras operaciones o inversiones? ¿Es posible contratar a alguien más y hacer frente a un nuevo salario?

9.Considera abrir una linea de crédito. Una línea de crédito de emergencia para situaciones excepcionales puede ser muy útil.  Intenta abrirla en un momento en el que el flujo de caja es estable, de esta forma si hay cualquier urgencia el dinero está ahí cuando lo necesitas. No olvides ahorrar en aquellos meses en lo que tienes mayores ingresos.

10.Paga las facturas cuando puedas. Esto no significa que tengas que pagar tarde ni ser un moroso, pero tampoco tienes porque adelantarte. Intenta prorrogar los pagos si realmente lo necesitas.

10 claves para controlar el flujo de caja
Valora este artículo